EL VALOR DE LA VIDA.

cuba y eta

EL PASAPORTE A CUBA.

“¿Nunca has visto un cadáver de cerca, verdad?”

Esa maldita frase empezó a resonar irritante en mi cabeza. Habían pasado tantos años de aquella noche. Volvía a casa con otros críos, vecinos de barrio, cuando escuchamos el rachear de la moto, las chispas del chasis contra el asfalto, y el golpe seco del cuerpo contra el portón. Era un hombre mayor, con la cara ensangrentada, lo fuimos rodeando con miedo y curiosidad. Un hombre mayor, en pijama y camiseta de tirantes salió de su casa alertado por los ruidos y los gritos. Se me acercó por detrás y me puso la mano sobre el hombro. Yo no podía dejar de mirar aquella cara ensangrentada, aquellos ojos entre abiertos. Aquel vecino apretó su mano y dijo esa maldita frase que ahora resonaba en mi cabeza.

Era como un tambor que me retrotraía a aquella noche, recordando los sonidos y olores, hasta el frescor del verano de pueblo pesquero cercano a la mar. Sin embargo ya no logro recordar aquella cara ensangrentada, ni los ojos, solo recuerdo una mancha borrosa entre sangre y arena. Hace ya muchos años de aquello.

Trago saliva, y me aferro al acero frío de la pistola, la siento pesar en el abrigo. Fría al tacto pero con pesadez ardiente. Un peso que quema, que parece un imán cuyos efectos magnéticos solo nota tu cuerpo.

Esta espera es siempre lo peor, nunca te acostumbras. En cuanto se abra la puerta y salga el hijo de puta todo habrá acabado. Tres tiros, fijos a la altura del pecho, y uno en la cabeza, cuando caiga en el suelo. Cuantas veces lo has hecho. Cuantas veces lo has entrenado. Como te ha dicho el Gordo, sin entablar conversación, sin avisos… ir a por él y fijo. Los tres tiros.

“¿Nunca has visto un cadáver de cerca, verdad?”

Si hoy ese vecino posara su mano sobre tu hombro, no sentirías nada. Ya has matado a ocho y con éste de hoy entras en el grupo de élite de la organización. Pronto superarás la decena y tendrás que irte de vacaciones a Cuba, el retiro dorado, el refrigerador.

Eso si no te cogen los maderos, que cada vez están más cerca y mejor informados. Ya no te puedes fiar de nadie, cualquiera de la organización es un infiltrado, o juega a la política y va buscando hueco cantando las acciones con antelación.

Diez y para Cuba. Ya he cumplido mi parte de la lucha por mi pueblo, además, cada vez entiendo menos a la cúpula dirigente, siempre sentados en Francia, sin mojarse el culo, cada vez más cerca de los nazis de PNV, cada vez más Euskal Herría y menos revolución.

A mi la tierra me importa un carajo, yo soy gente de mar, no tengo tierra, yo lucho por el socialismo y ya se me están hinchando los cojones de tanto cura y leyes viejas. Que parecemos requetés de mierda.

Me seco el sudor, mierda de Sevilla, que asco de sitio. Estoy empapado con la mierda del abrigo, cualquiera que me vea…

Ya salen… mierda, no va solo… ¿Quién puñetas es esa tía?, seguro que es su secretaria. Mierda de políticos, tienen que ir al baño con secretaria…

Que cojones, para adelante también, mira por donde aquí viene el pasaporte para cuba.

No tienen ni idea de lo que pasa, él me mira con cara de molestia, otro gorrilla, ella si parece que sabe que algo no funciona…

Tengo que ajustar los disparos, tengo solo un cargador, no puedo fallar. No mires a sus caras, dispara y listo. Uno, dos, tres, cuatro y cinco. Al final ella se soltó de la mano pero no fue capaz de correr… Seis, en la cabeza y el último en la sién.

Hay que salir corriendo, empieza a salir gente.

Voy a tirar el abrigo y la pistola, ahora solo hay que correr y esperar que no me pillen. El trabajo está hecho, Cuba me está esperando, corre hasta que te revienten los pulmones. Mierda de calor del sur y mierda de callejones empedrados, esta ciudad es una asco. Como odio Sevilla.

El concejal delegado de Hacienda y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Alberto Jiménez Becerril, y su esposa, Asunción García Ortiz, ambos de 37 años, murieron hoy asesinados a tiros en un posible atentado terrorista en la calle de Don Remondo de Sevilla, a escasos metros de la Giralda, según informaron esta madrugada fuentes policiales. Todos los indicios apuntan a la banda terrorista ETA. Los hechos se produjeron a la 1.24 de la madrugada. Uno o dos desconocidos, según las fuentes policiales, se acercaron a la pareja, que regresaba a su casa después de cenar con unos amigos. Les dispararon a quemarropa varios tiros. La munición recogida en el lugar de los hechos es del calibre 9 milímetros parabellum, habitualmente utilizada por la banda terrorista ETA.(*)

* Este articulo apareció en la edición impresa de EL PAÍS del Viernes, 30 de enero de 1998

ASESINATO:

Alberto Jiménez-Becerril era concejal del ayuntamiento de Sevilla desde hacía doce años, elegido en las listas del Partido Popular, que en esos momentos ostentaba la alcaldía en la persona de Soledad Becerril. Desempeñaba los cargos de segundo teniente de alcalde y delegado municipal de Hacienda.

El 30 de enero de 1998 Jiménez-Becerril y su mujer, Ascensión García Ortiz, procuradora de los juzgados de Sevilla, fueron asesinados por un miembro de ETA en una calle del casco histórico de Sevilla cuando regresaban a su domicilio en torno a la una de la madrugada. En el momento de su muerte tenía 37 años y tenían tres hijos de cuatro, siete y ocho años.

Su asesinato causó gran consternación en la ciudad y por su capilla ardiente pasaron unas 45.000 personas.

portada

sevilla-aniversario-alberto-ascen--620x349

Anuncios

DENUNCIA DE UN PROSCRITO.

NIÑOS-POBRES-MEXICO-2

FOLKLORE.

Según el diccionario de la Lengua Española de la R.A.E., Folclore (del inglés Folklore), es el “conjunto de costumbres, creencias, artesanías, canciones, y otras cosas semejantes de carácter tradicional y popular”.

Desde que nuestra civilización escogió como argamasa de su estructura social el nihilismo y el consumismo, creo que hay que hacer una revisión de esta definición.

Espero como Boabdil, tener la posibilidad de exiliarme a las Alpujarras después de escribir esto. No hay nada más políticamente incorrecto que atacar el folclore, la nueva ideología dominante.

Si amigos provincianos, la simbiosis del nihilismo, el consumismo y el sistema capitalista se basa en el folclore, ese conjunto de creencias y costumbres que damos por tradicionales, y qué por tanto nunca discutimos.

Tendría para escribir un libro sobre este tema, pero hoy nadie lee libros, amenos que sean parte del folclore o apoyen sus tesis.

Por tanto me limitaré a recoger unas cuantas paradojas que dejan al descubierto lo triste de este sistema de ideas. El folclore como base ideológica es muy limitado, es un retal de tela, si te tapas por delante, siempre se te ve el culo y se te tapas el culo, te arriesgas a dejar al aire tus vergüenzas.

La base del folclore es la palabra Democracia que parece que es un invento de Coca Cola. Hoy nadie sabe que demokratia es una palabra griega, que define una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder a los ciudadanos. Sus primeros pasos, los desarrollaron esos tipos tan anticuados (de los tiempos de los romanos por lo menos) que se llamaban Platón y Aristóteles. El primero se pasó la vida jodiéndonos la selectividad con las sombras de la cueva, y el otro fue el preceptor de Alejandro Magno, uno de los mayores conquistadores de la historia. Que sabrían esos dos tarugos de la democracia, además la base de su sistema, era el ciudadano y sus derechos, que era siempre propietario de esclavos que eran cosas que trabajaban, como los chinos de ahora, las 24 horas, sin cobertura ninguna.

Ambos filósofos, padres de la Democracia, siempre discutieron sobre la imperfección del sistema, uno decía que era la antesala de la tiranía y el otro que para su existencia se necesitaba perpetuar la esclavitud. Si no hay esclavos, no hay ciudadanos.

Poner en cuestión la democracia, hasta ahí podíamos llegar, “todito te lo consiento menos faltarle a mi madre”, como dice la canción folclórica hay cosas que no se pueden tocar, o solo la pueden tocar, los que saben.

Vamos entonces a otra paradoja. Ser gay es un orgullo, y cuidadito con levantar la voz, asqueroso homófobo.

Estoy empaquetando las cosas mientras escribo, porque hablar hoy del lobby homosexual, es atacar el folclore, la ideología dominante, de hecho, escribo esto y para pedir perdón lo hago vestido de lagarterana, o de lagartona, siempre me lío.

Resulta que hace años, la gente progresista creía en los compañeros, en la vida en comuna, los lazos familiares eran burgueses. (de hamburguesas).

No importaba si te acostabas con tu amiga, tu amigo y tu perro, la vida era corta, había que vivir, contra el sistema. Mucha marihuana y mucho ácido de los años sesenta, se llevaron por delante, a aquellos progres greñudos que creían en el amor libre.

No hijo, no. Hoy no solo hay que reconocer que eres maricón, es un orgullo, porque eres más que los demás ciudadanos, por eso, hasta la izquierda que no creía en el matrimonio burgués, ha desarrollado la Ley del Matrimonio para personas del mismo sexo. Lo que hace años era malo para la izquierda (compañera de mi vida), hoy es obligatorio, y además un Derecho. (menudo palabro DERECHO), es lo que diferencia a los ciudadanos de los esclavos.

El lobby gay es tan influyente en este folclore, que no nos deja discutir, son gente con mucho dinero, que mueve miles de millones de euros en sus quedadas, y por eso no puedes hablar.

Pero yo he estudiado en Granada, en la facultad de Derecho, a metros de donde fue detenido Federico García Lorca, un hombre de principios, que iba en una carreta haciendo teatro por los pueblos. No creo que Federico se sintiese orgulloso de salir en una carroza, con viejos maricones culturistas con simbología neonazi, dándose palmaditas en el culo.

Lo que uno haga en su dormitorio es sagrado, pero no me hagas comulgar con ruedas de molino. Yo creo que el homosexual, es antes que homosexual, persona, y por tanto tiene todos los derechos como persona, pero ni uno más. Y hay personas buenas y personas malas, hay ricos y pobres, hay asesinos y honrados trabajadores. Ser homosexual no te sitúa fuera de esos grupos.

Ya tengo hechas las maletas, para salir corriendo, puesto que ahora voy hablar de una paradoja que atañe a las mujeres. Nunca más podré escribir, seré un ser proscrito, con precio a mi cabeza.

Nosotras parimos, nosotras decidimos. Esa frase folclórica se canta en todas las escuelas y ha llegado hasta el fondo de nuestro alma.

Nadie sabe quién fue Thomas Malthus, y sus teorias económicas y políticas, para eso hay que leer, y el folclore se basa en canciones y costumbres. Pero entiendo que la base del la explosión demográfica, proporciona justificación para el desarrollo de los métodos anticonceptivos.

No debemos preocuparnos por que cada niño que nazca tenga derechos, sino que cada niño que tenga posibilidades económicas de nacer, tiene esos derechos. Selección económica, solo tienen derecho a nacer los hijos de los ricos. Los pobres tenemos el DERECHO AL ABORTO. Tu mata a un pobre, que yo mato a otro, y haremos la montaña de la felicidad. Canción popular.

Nadie ha leído a Chesterton, pero a mí se me ponen los vellos de punta cuando leo, su defensa del pelo de una niña pobre, el pelo.

Antes habría que cortar la cabeza a todos los reyes y todos los tiranos que cortar el pelo a una niña pobre por tener piojos.

Hay que hacer una sociedad nueva que no permita que ningún niño tenga piojos, no cortarles el pelo.

Para que un niño pobre tenga piojos primero tiene que nacer, pero gracias a la Democracia, hoy tenemos el Derecho al Aborto. No le cortamos el pelo, lo matamos, y a otra cosa mariposa.

Ya que estoy en búsqueda y captura, por exponer estos temas, terminaré hablando de los palmeros y de los trovadores que mantienen el folclore, esos que nos cantan las canciones que debemos oír. Los medios de comunicación, esos que hace una semana no paraban de hablar de que en Venezuela no había papel higiénico y que llevan callados como putas, sobre la huelga de los trabajadores franceses. En Francia solo hay Eurocopa.

No me extraña, como van a hablar si los mayores comunicadores, son gays o mujeres proabortistas. SÁLVAME, SOY UN NAUFRAGO.

EL ZAGAL PROSCRITO.

orgullo gay

presentadores-catalanes