Esperando el maná…

14441214_1168721659841140_771553122056385761_n

TIENE QUE LLOVER…

Dicen los que saben, que lo mejor es que la inspiración nos pille trabajando.


Mensaje críptico, que deja sin derecho a las musas a más del veinte por ciento de la población española.


Una lástima, siempre he creído que la inspiración, al hombre, debe ser como aquel maná del pueblo elegido. Que caiga sobre nosotros aunque no lo merezcamos.

Que nos salve de la inanición en momentos de crisis.


Pero esta civilización nuestra, de las cosas y las posesiones, nos esclaviza a la idea de que el hombre en barbecho no tiene derechos.


Y para eso tanto camino, tanto pedregal, tanto desierto…

Caminando hacia una tierra prometida que no veremos.


Regreso a aquellas ideas del Renacimiento, que aventuraron un futuro donde la razón y la tecnología harían un hombre cada vez más libre y menos dependiente del trabajo…


¿Cuándo se jodió el Perú? Decía el maestro Vargas Llosa en Conversaciones en la Catedral.


En algún momento de este arduo peregrinar Moisés nos ha tomado el pelo…

cuf6a5nwiaa2sxt

Anuncios

Cuestión de pantalones.

En 1920 cuando los dirigentes del movimiento socialista francés reprocharan a su camarada Madeleine Pelletier que llevara el pelo corto y pantalones de hombre, la gran figura del feminismo r…

Origen: Cuestión de pantalones.

REGALOS CON ACEPTACION SOCIAL EN SAN VALENTIN.

Colaboración especial de nuestra amiga y compañera LORENA MORENO GUERRERO.

regalo-de-san-valentin-un-hombre-en-yodetiendas

Regalos con aceptación social para hoy

Lorena Moreno Guerrero

El amor tiene que ser demostrado siguiendo el código civil social no escrito y, que nadie se salga del tiesto que no entra en la aceptación social. Para los clásicos el trío (no mal piensen tan pronto me refiero a perfumes, flores o bombones) y para los más modernos la escapada de finde con o sin cena el día 14, aunque caiga en martes, da igual, el 14 se exhibe el amor en la calle y punto.

El día de la exaltación del amor no admite propuestas personalizadas ¿Cómo explicar luego a los amigos que no te han regalado nada, o peor aún, como explicar que tú regalo fue una caracola de la playa o una colección de tapones de corcho? La aceptación social necesita que el mecanismo sea lo más genérico posible. Genérico pero no barato que esto del amor no es ir a una farmacia.

Dado el día que es y en el mundo capitalista destructivo en el que nos encontramos a precio de diamante bruto las rosas rojas -Por supuesto rojas ¿No estaréis pensando alguno/a regalarlas amarillas?-, es socialmente inaceptable tener novio y no tener en el salón, mañana, un ramo en agua. A la floristería a tirar de tarjeta caballeros, me reservo para otra ocasión ciertas conversaciones entre hombres en la cola de la floristería, no tienen desperdicio (las he vivido). Los hombres también aceptan como regalo recibir flores debería de rezar alguna campaña publicitaria.

Perfume de lujo, esto tampoco admite discusión, nadie es capaz de regalar una colonia bastante barata, aunque se haga porque recuerde a las últimas vacaciones juntos y vaya acompañada de una cursi carta al estilo “Para mi princesa Carla de su reina Carlota”. No es no, lo barato no es para el día de hoy. O lo último de Dior, Carolina Herrera, etc… O no entras en el marco social. Y cuando digo lo último, es lo último, con lo que nos bombardea la televisión, la excepción es Amor Amor de Cacharel, simplemente por el nombre y ser el bote rojo.

Los bombones de marcas reconocidas y en caja, muy valorable que vaya acompañado de un osito de peluche, para beso extra si hay algún bombón con forma de corazón y la caja también tiene forma de corazón, ni siquiera una mujer es capaz de introducir algo de innovación buscando un chocolate gourmet traído de México.

El Merchandising personalizado del tipo tazas, cojines y llaveros también tiene su cuota de mercado para el día de hoy, especialmente entre los jóvenes, pero acompañado de algo más que hoy no es un día barato.

Para los de opción moderna la escapada de fin de semana que no cueste una fortuna pero que tampoco sea un chollo de última hora a precio de risa. Detrás del regalo tiene que existir un esfuerzo económico. Lejos, no se lleva ir a 30 Km de casa, por debajo de tres ciudades más lejos de la tuya las alarmas de la aceptación social empiezan a sonar. Las agencias de viajes no se atreven pero debería de existir algo como “Hoteles con encanto, 2×1, ven con tu pareja y al mes vuelve con una peluca y tu amante. Vive la experiencia de estar en el mismo sitio en días distintos con dos personas distintas. Máxima discreción -la peluca ayuda para la discreción-”, sería un proyecto interesante que yo probaría pero novedoso y como tal descartado.

Para la cena no vale ningún bar de tapas, menos si lo frecuentáis, a un restaurante con mesa reservada, muy importante que la mesa este reservada y si hay cola para reservar mesa y has pillado el día de hoy eres un genio de la aceptación social. Para polvo gratis la hazaña.

Que nadie se olvide de aderezar el día de hoy con un mínimo de tres selfies amorosos en los que aparezcan los regalos y subirlo a Twitter, Instagram y Facebook. Recordad tres fotos y en un mínimo de dos redes sociales, el amor tiene que ser exhibido públicamente, sobre todo porque en los tiempos que corren la lectura oculta es “internautas y demás fauna virtual está conmigo, no está disponible”.

Lejos de las críticas os confieso que me gustaría ser materialista, celosa y posesiva. Lo de amar a alguien por ser un espíritu libre y querer que vuele tan libre que no deseo que este con nadie, ni siquiera conmigo, no es algo fácil ni de sentir ni de entender.

Podría seguir escribiéndoos pero me temo que tengo que abandonaros. Os escribo sentada en un banco frente al mar y con la inmensa soledad que otorga el viento de poniente a este paseo marítimo de este pueblo perdido en el que me pierdo sabiendo donde estoy… tengo que dejaros, tengo frío, debo de irme, además mi ramo de rosas rojas no lo dejé en agua…

Almería, 14 de febrero de 2.017.-

fullsizerender