Cuerpo a tierra que vienen los nuestros…

nomevoy

CUERPO A TIERRA…

El socarrón Ministro de Justicia de la extinta UCD, Pío Cabanillas, acuñó una frase que resume, con el gracejo agrio gallego, lo que son las luchas internas dentro de un partido político: “Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros…” Y es importante su apreciación, puesto que el vivió en carne propia, la desaparición cainita de la coalición política de la derecha tardofranquista impulsada por Adolfo Suárez.

Esta semana hemos visto como el hoy llamado “fuego amigo” ha terminado a cartuchazos de perdigones de crema, con la relamida expresidenta de la Comunidad de Madrid, la “no me voy, me quedo, me voy a quedar…” Doña Cristina Cifuentes, primero acusada de ser Antoñita la fantástica (por adornar creativamente su formación académica) y después de ser la hermana española de Marnie, la ladrona (el terror de Eroski y Carrefour).

No es una tradición exclusiva de la derecha española… El “flaco” que convirtió al Partido Socialista en el ejército de Pancho Villa, mientras su hermano cobraba mordidas en un despacho falso de la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía, parió en sus años de plomo, la fatídica frase: “El que se mueve, no sale en la foto…” Y la organización del partido se convirtió, en gente que dependía económicamente del “clan”, y que cuando levantaba el teléfono, daban un taconazo y gritaban: “A sus ordenes, compañero Arfonso”…

Tuvimos ministros del interior que eran “ingenieros” en arreglar ascensores, mientras le daban “la patada a la puerta” y directores de la Guardia Civil, que se metían por la nariz gran parte de los fondos reservados, o se los llevaban a Suiza, también con falsos títulos de “ingeniería en cloacas y alcantarillas públicas…”

Lo que está claro es que las estructuras de los Partidos en España, no tiene nada que ver con lo que preveía el Titulo Preliminar de la Constitución Española de 1978: “Artículo 6: Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”.

A menos que se entienda la Democracia, como el control de una élite mafiosa, de todos los resortes del poder… Entonces no hay problema… Pero sería inconstitucional, como lo son la mayoría de las organizaciones políticas de nuestro país, donde el funcionamiento democrático brilla por su ausencia.

Pero no digo nada nuevo… Sí, es verdad, pero es que hace poco, nacieron organizaciones que se tildaban de nueva política… Grupos, unos creados desde movimientos populares organizados y otros pagados por las grandes empresas…

De los naranjas no espero nada, el que paga manda… Y el IBEX 35, siempre que ha querido asaltar el parlamento, se ha dado de bruces con el voto popular, que suele salir por peteneras…

Me preocupa PODEMOS, ese grupo, que en poco tiempo llegó a crear una importante ilusión dentro de los desencantados del tardofranquismo, y que se ha diluido como un azucarillo, en un carajillo de la vieja guardia del Comité Central, y en donde hoy empiezan a aparecer grupos de “compañeros, pero no amigos” que disparan sobre todo lo que se menea…

En poco tiempo, la participación ciudadana en el proyecto, se ha ido limitando y recortando, la teoría elitista de la unanimidad leninista se va imponiendo, y los viejos asesores mercenarios de la mediocridad de encefalograma plano, llamada “Izquierda Unida”, por no decir, “Izquierda Hundida…”, siguen dando las mismas consignas que llevaron a su organización al ostracismo social… (No hay que olvidar que estos señores, llegaron en 2008 a quedarse con un diputado… Gaspar Llamazares, que todavía tiene la cara de cemento, de dar consejos…)

Pablo Iglesias, pudo negociar en su momento, y le pudo su soberbia… Meses después, se echaba en manos de “Papa Pitufo” y perdió un millón de votos… Pero sigue siendo el “amado líder” del trono de hierro, sentado, viendo como a su alrededor se conjuran sus amigos y enemigos, esperando el momento oportuno para descabezarlo…

Yo viví, por mi edad, la refundación del nuevo PSOE, que el compañero “Isidoro” hizo en 1974, y como a base de marcos alemanes y fondos reservados, nos enterraron a los viejos militantes en cal viva, para convertirse en una maquinaria electoral “progresista” (maldita palabra, que han acuñado los rancios conservadores españoles que viven del Estado Social y Democrático de Derecho) que ya no sabe a donde va… Son como los judíos que Moisés sacó de Egipto, para hacerles andar penando siglos en un desierto esperando, primero el maná y después al mesías, que nunca llega…

Por eso, cuando veo a los miembros de PODEMOS, me duele que vuelvan a repetir los mismos errores de la vieja izquierda tardofranquista, que vendió sus ideales por el maldito sueldo de diputados, concejales o asesores de confianza, para convertirse en los nuevos Procuradores a Cortes de la vieja Democracia Interna del “tite Paco”, que lo dejó todo “atado y bien atado”.

El once de marzo de este año se han cumplido cuatro años de la fundación del partido, y esos cuatro años ya parecen siglos, es un partido nuevo que empieza a tener formas viejas…

Creo que el futuro de PODEMOS pasa por un cambio de líder, a ser posible, que sea dirigido por una mujer, y que recupere la conexión inicial con la gente de la calle, que esté abierto a la creación de mayorías de izquierdas sin fanatismos militantes, y sin caer en la radicalidad trasnochada, de los que a sus antiguos compañeros de partido les clavan un piolet en la frente…

Esta vieja tierra de pueblos sometidos y distantes, necesita una estructura territorial diferente y menos centralismo y adoración del “amado líder”. Abandonar todo personalismo y estar en la calle, escuchando lo que dice, piensa y quiere la gente… Acompañarlos en sus reivindicaciones y prestarle apoyo desde abajo a arriba… No al contrario…

Soy un viejo iluso, el apestado de la campanilla, que dice lo que nadie quiere oír… Pero creo que todavía estamos a tiempo de no ser parte la vieja política esa que tan bien retrató el canciller alemán Konrad Adenauer, con su definición de la clase política al señalar que en ella “hay enemigos, enemigos mortales y compañeros de partido”.

PURGAPODEMOS

15m en sol

Anuncios

ESA MALDITA COSTUMBRE…

crono exp

ESTA MALDITA ESPAÑA QUE NO ACABA DE MORIR…

La semana que viene se celebra el dos de mayo en Madrid. La celebración de un levantamiento popular contra un ejército francés que trasladaba a los vástagos de los borbones que habían vendido el Reino de España a Napoleón, por cuarenta monedas de plata…

Por supuesto el borbón felón volvió en olor (que no loor…) de multitudes (¡Vivan las cadenas…!), apodado Fernando VII, el deseado, mas canalla, putero y sinvergüenza que su puñetero padre… Jodiendo la marrana hasta el último día, que para más inri, impuso a su hija Isabel, una niña menor de edad, regordeta y mal criada, como la nueva reina de España…

Este se murió en la cama… Para maldición de este país, condenado a cien años de soledad y a que los borbones que se casaran entre sí, nacieran con colita de cerdo… A partir de ese momento todos los tiranos de España, se nos mueren en la cama… Meando y cagando, con sus sucios excrementos, la sábanas de la Seguridad Social que pagamos todos…

Así se nos murió Franco, el último representante del fascismo asesino y brutal de los años treinta, que creó sociedades que veían desaparecer a sus vecinos, rapar a sus semejantes, fusilar o gasear a los diferentes, y todo el mundo miraba para otro lado… Banalizando el mal, de tal manera, que cuando ves que un policía le pega cuatro tiros a una persona desarmada, siempre piensas: “Algo habrá hecho…”

El sucesor del Dictador, anda por ahí con caderas de titanio que pagamos los españoles, tirándose a todo lo que se menea, desde un elefante a una gacela nubia… Y morirá en la cama de nuestra Seguridad Social, meándose en las sábanas que pagamos todos los españoles con nuestros impuestos.

Esta semana, se nos ha muerto en la cama ETA, ese viejo tirano meón y cagón, que mantenido por el Estado de Derecho, se había enquistado en la sociedad vasca, para tener siempre un enemigo a quien echar las culpas de todo… La verdad es que desde 2011, ya estaba en coma profundo, sin actividad cerebral, mantenido así desde que en 1987, el Estado Español, mató a Txomin Iturbe Abasolo, para dejar al loco de Pakito al frente de una banda de delincuentes que acabaron cavando su propia fosa…

Y por fin ayer, en directo, se nos ofreció el espectáculo de ver como los cuerpos represivos del Estado, prohibían y obligaban a desnudarse a un grupo de la población, totalmente desarmada, por vestir prendas amarillas… De ahí a la noche de los cristales rotos, dos pasos…

Ni se muere padre, ni cenamos…” España, es un dinosaurio de la historia, que debió perecer en la edad media, un invento de una reina Isabel, tan asesina como supersticiosa y su marido pactado, el trapacero Fernando, que fue capaz de volver loca a su hija, para adueñarse de Castilla y formar España…

Esta maldita España, que no se nos muere… Aunque ya nadie sepa a quien representa, nadie respeta sus símbolos y el pueblo hace tiempo, que lo dejó bien claro…

La primera vez que los Reyes de España visitaron Andalucía, después del juramento de 22 noviembre de 1975, el pueblo los recibió al grito de: “Juan Carlos, Sofía, la hoya está vacía…” Y seguimos lo mismo…

Otro día hablaré, de la Carmen de España, Andalucía, un día puta y otro mantilla de Semana Santa… Donde Felipe González, sigue siendo Presidente del Gobierno, y en la Junta de Andalucía, se nos van a morir de viejos, Manolo, el de la tortilla y la Susanita, la del botellón…

Pero eso da para una novela…

NO AMARILLO

fernando-vii-1-638

HONRADEZ, MUERTE Y POLÍTICA…

marco antonio

MALDITOS HOMBRES HONRADOS…

¡Amigos, romanos, compatriotas, prestadme atención! ¡Vengo a inhumar a César, no a ensalzarle! El mal que hacen los hombres perdura sobre su memoria. Frecuentemente el bien queda sepultado con sus huesos. ¡Sea así con César! El noble Bruto os ha dicho que César era ambicioso. Si lo fue, era la suya una falta grave, y gravemente la ha pagado. Con la venia de Bruto y los demás, pues Bruto es un hombre honrado, como son todos ellos, hombres todos honrados, vengo a hablar en el funeral de César. Era mi amigo, para mí leal y sincero; pero Bruto dice que era ambicioso. Y Bruto es un hombre honrado. Infinitos cautivos trajo a Roma, cuyos rescates llenaron el tesoro público. ¿Parecía eso ambición en César? Siempre que los pobres dejaban oír su voz lastimera, César lloraba. ¡La ambición debería ser de una sustancia más dura! No obstante, Bruto dice que era ambicioso, y Bruto es un hombre honrado. Todos visteis que en las Lupercales le presenté tres veces una corona real, y la rechazó tres veces. ¿Era esto ambición? No obstante, Bruto dice que era ambicioso, y, ciertamente, es un hombre honrado. No hablo para desaprobar lo que Bruto habló. Pero estoy aquí para decir lo que sé. Todos le amasteis alguna vez, y no sin causa. ¿Qué razón, entonces, os detiene ahora para no llevarle luto? ¡Oh raciocinio! Has ido a buscar asilo en los irracionales, pues los hombres han perdido la razón… ¡Perdonadme un momento! Mi corazón está ahí, en ese féretro, con César, y he de detenerme hasta que torne a mí.”

(Los ciudadanos hablan entre sí dando la razón a Antonio)

“Ayer todavía, la palabra de César hubiera podido prevalecer contra el universo. Ahora yace ahí, y nadie hay tan humilde que le reverencie. ¡Oh señores! Si estuviera dispuesto a excitar al motín y a la cólera a vuestras mentes y corazones, sería injusto con Bruto y con Casio, quienes, como todos sabéis, son hombres honrados. ¡No quiero ser injusto con ellos! Prefiero serlo con el muerto, conmigo y con vosotros, antes que con esos hombres tan honrados. Pero he aquí un pergamino con el sello de César. Lo hallé en su gabinete, y en su testamento ¡Oiga el pueblo ésta su [última] voluntad (aunque con vuestro permiso, no me propongo leerlo), e irá a besar las heridas de César muerto y a empapar sus pañuelos en su sagrada sangre! ¡Sí! ¡Reclamará un cabello suyo como reliquia y, al morir, lo transmitirá por testamento como un rico legado a su posteridad! “

(Los ciudadanos exigen conocer el testamento de César)

“¡Sed pacientes, amables amigos! ¡No debo leerlo! No es conveniente que sepáis hasta qué extremo os amó César. Pues siendo hombres, al oír el testamento de César os enfureceríais llenos de desesperación. Así, no es bueno haceros saber que os instituye sus herederos, pues, si lo supierais, ¡Oh! ¿Qué no habría de acontecer?”

(Más voces exigiendo la lectura del testamento)

“¿Tendréis paciencia? ¿Permaneceréis un momento en calma? He ido demasiado lejos en deciros esto. Temo agraviar a los honrados hombres cuyos puñales traspasaron a César. ¡Lo temo!”

(Siguen las exigencias de los ciudadanos)

“¿Queréis obligarme, entonces, a leer el testamento? Pues bien, formar círculo en torno al cadáver de César y dejadme mostraros al que hizo el testamento. ¿Descenderé? ¿Me dais vuestro permiso?”

(Baja de la tribuna y se sitúa junto al catafalco con los despojos de César)

“Si tenéis lágrimas, disponeos ahora a verterlas. ¡Todos conocéis este manto! Recuerdo cuando César lo estrenó. Era una tarde de estío, en su tienda, el día que venció a los nervios. ¡Mirad: por aquí penetró el puñal de Casio! ¡Ved qué brecha abrió el envidioso Casca! ¡Por esta otra le hirió su muy amado Bruto! ¡Y al retirar su maldecido acero, observad cómo la sangre de César parece haberse lanzado en pos de él, como para asegurarse de si era o no Bruto el que tan inhumanamente abría la puerta! Porque Bruto, como sabéis, era el ángel de César. ¡Juzgad, oh dioses, con qué ternura le amaba César! Ese fue el golpe más cruel de todos, pues cuando el noble César vio que él también le hería, la ingratitud, más potente que los brazos de los traidores, lo anonadó completamente. Entonces estalló su poderoso corazón y, cubriéndose el rostro con el manto, el gran César cayó a los pies de la estatua de Pompeyo que se inundó chorreando sangre… ¡Oh, qué caída, compatriotas! En aquel momento, yo y vosotros y todos, caímos, y la traición sangrienta triunfó sobre nosotros. Oh, ahora lloráis, y percibo sentir en vosotros la impresión de la piedad. Esas lágrimas son generosas ¡Almas compasivas! ¿Por qué lloráis, cuando aún no sabéis visto más que la desgarrada vestidura de César? ¡Mirad aquí! ¡Aquí está él mismo, desfigurado, como veis, por los traidores! “

(Los ciudadanos claman venganza)

“Buenos amigos, apreciables amigos, no os excite yo con esa repentina explosión de tumulto. Los que han consumado esta acción son hombres dignos. ¿Qué secretos agravios tenían para hacerlo? ¡Ay, lo ignoro! Ellos son sensatos y honorables, y no dudo que os darán razones. ¡Yo no vengo, amigos, a concitar vuestras pasiones! Yo no soy orador como Bruto, sino como todos sabéis, un hombre franco y sencillo, que amaba a su amigo, y esto lo saben bien los que públicamente me dieron licencia para hablar de él. Porque no tengo ni talento, ni elocuencia, ni mérito, ni estilo, ni ademanes, ni el poder de la oratoria, que enardece la sangre de los hombres. Hablo llanamente y no os digo sino lo que todos conocéis. Os muestro las heridas del bondadoso César, pobres, pobres bocas mudas, y les pido que ellas hablen por mí. Pues si yo fuera Bruto y Bruto Antonio, ese Antonio exasperaría vuestras almas y pondría una lengua en cada herida de César capaz de conmover y levantar en motín las piedras de Roma. “

(El público quiere oír el testamento)

“Aquí está, y con el sello de César. A cada ciudadano de Roma, a cada hombre, individualmente, lega setenta y cinco dracmas.”

(Voces de satisfacción)

“Os lega, además, todos sus paseos, sus quintas particulares y sus jardines recién plantados a este lado del Tíber. Los deja a perpetuidad a vosotros y a vuestros herederos como parques públicos para que os paseéis y recreéis ¡Este era un César! ¿Cuándo tendréis otro semejante?”

(Los ciudadanos deciden incinerar allí mismo el cadáver de César y, con esas llamas, prender antorchas para incendiar las casas de los traidores)

“¡Ahora prosiga la obra! ¡Maldad, ya estás en pie! ¡Toma el curso que quieras!”

Discurso de Marco Antonio ante el cadáver de César – Shakespeare

¿Hemos cambiado algo con el paso de los siglos…?

lostres de cuba

CESAR-27

“Lo mejor de España…”

stanbrook

CAMPO DE LOS ALMENDROS. Max Aub.

En el puerto:

Estos que ves ahora deshechos, maltrechos, furiosos, aplanados, sin afeitar, sin lavar, cochinos, sucios, cansados, mordiéndose, hechos un asco, destrozados, son, sin embargo, no lo olvides, hijo, no lo olvides nunca pase lo que pase, son lo mejor de España, los únicos que, de verdad, se han alzado, sin nada, con sus manos, contra el fascismo, contra los militares, contra los poderosos, por la sola justicia; cada uno a su modo, a su manera, como han podido, sin que les importara su comodidad, su familia, su dinero. Estos que ves, españoles rotos, derrotados, hacinados, heridos, soñolientos, medio muertos, esperanzados todavía en escapar, son, no lo olvides, lo mejor del mundo. No es hermoso. Pero es lo mejor del mundo. No lo olvides nunca, hijo, no lo olvides.

Lloraba. El niño —tendría cinco años— lo miraba sin comprender.

Déjalo. ¿Cómo quieres…?

La madre daba de mamar a otro.

¡Paquita, no te acerques al agua!

Claudio Piqueras, maestro de escuela, capitán de artillería, treinta y cinco años, santibañijo, más bajo que alto, más delgado que gordo, más feo que guapo, más moreno que castaño, habla de verdad, quisiera que lo que le está diciendo a su hijo mayor se le quedara grabado indeleblemente en la memoria. Sabe que no es posible. Lo siente.

Marzo de 1.939. Puerto de Alicante. Las últimas fuerzas republicanas cercadas por las tropas italianas de las C.T.V. “Cuerpo de Tropas Voluntarias” de Mussolini.

homenaje republicanos guerra civil

Max_Aub_rambla_01

IDEALISMO Y MATERIALISMO… El último gran combate…

rockycuatro--644x362 (1)

EL ÚLTIMO GRAN COMBATE…

Reconozco que, sobre todo en momentos de bajón, me gusta ver las películas de boxeo de Rocky Balboa. No las buenas, lo reconozco, me gustan las dos de menor valor cinematográfico, Rocky III y mi preferida, Rocky IV.

Algunos amigos, me miran mal, pero a mi me ayuda a seguir luchando en esta vida, ver ,de vez en cuando, como el hombre normal, incluso un poco mediocre, le pega una paliza al gigante ruso, preparado con las mejores técnicas deportivas y los mejores adelantos científicos para convertirlo casi en superhombre (la química sobre la voluntad…)

Los que más me critican, me indican acertadamente, que Rocky IV, es un burdo montaje publicitario que de manera grotesca y chabacana, quiere dejar claro que el capitalismo siempre vencerá al comunismo…

Simplifican lo simple… Si tan bueno es el capitalismo, por qué Rocky Balboa lo pierde todo por ese combate y tiene que volver a su barrio obrero, casi en la indigencia y destrozado físicamente…

Yo no veo luchar en ese cuadrilátero imaginario a Rocky Balboa, contra el ruso Iván Drago… Al “potro italiano” con su estatua en Filadelfia, contra el capitán de infantería del Ejército Rojo, con su medalla de Héroe de la Unión Soviética… Al representante del Capitalismo contra el Comunismo… Para mí, es el último gran combate del siglo, el idealismo contra el materialismo, en sus formas más refinadas…

En ese ring, no luchan un americano y un ruso, luchan dos formas de entender el mundo, dos conceptos filosóficos, dos maneras de entender la vida…

Yo suelo pensar que a cada lado del cuadrilátero están los filósofos modernos más representativos del idealismo y el materialismo… Es la lucha desigual, de Ernst Friedrich Schumacher, el pequeño intelectual y economista que escribió ese gran libro “Lo pequeño es bello” y otro menos conocido, “Guía para perplejos”, y su lucha voluntariosa por creer en la espiritualidad de la pequeña economía popular; contra el gigantesco y polifacético Mario Bunge, de gran talla mundial como físico, filósofo y epistemólogo científico, el gran héroe de materialismo moderno, conocido por expresar públicamente su postura contraria a las pseudociencias, entre las que incluye al psicoanálisis, la praxeología, la homeopatía, la microeconomía neoclásica (u ortodoxa) entre otras, además de sus críticas contra corrientes filosóficas como el existencialismo (y, especialmente, la obra de Martin Heidegger), fenomenología, el posmodernismo, la hermenéutica y el feminismo filosófico… El gigante materialista capaz de criticar desde su realismo científico todo lo más sagrado… Hasta el propio marxismo y la mecánica cuántica… Es el Iván Drago de la filosofía materialista, un gigante de dos metros, que ha escrito casi un centenar de libros, a cada cual más sesudo y tajante… Como bien dice el comisario comunista que dirige sus entrenamientos en la película: “Todo aquello que golpea Iván Drago, simplemente, queda destrozado…”

Sin embargo hay algo con lo no cuenta nunca el materialismo… La voluntad humana, esa voluntad que te hace levantarte después de haber sido golpeado por un gigante, ese grito que nace de nuestras entrañas y que nos repite: “No hay dolor, levántate y sigue…”

Hay un frase de Rocky Balboa a su mujer, que es crucial para entender el desarrollo de esta brutal lucha. Ella le ha dejado claro que es un simple hombre, pequeño y viejo que va luchar con un gigante, que lo va a matar… Rocky, resopla, y reconoce que es verdad, no tiene ninguna opción, solo resistir los golpes… Pero dice algo fundamental: “Si quiere ganarme, tendrá que matarme, y para matarme, también él tiene que estar dispuesto a morir… ¿y no sé si sera capaz…?”

Esa es la gran diferencia, solo esa frase, vale toda la película… Esa frase tumba al materialismo… Es muy fácil escribir, criticar, y dar discursos arreglando el mundo… Pero estás dispuesto a morir por ello… Esa es otra historia…

Normalmente los grandes filósofos materialistas actuales son todos grandes catedráticos, sentados en sus poltronas, cargados de premios y homenajes… Hasta el premio Príncipe de Asturias de Humanidades, decoran sus nobles despachos en importantes Universidades privadas fundadas con los fondos donados por grandes empresarios…

Ya si eso, que luchen otros…

bungen

frase-la-humanidad-es-una-sociedad-cerrada-ernst-friedrich-schumacher-177192

FACUNDO CABRAL “Probrecito mi patrón…”

Imagenes-con-frases-de-facundo-cabral-poema

UN BUEN CRISTIANO, UN MAL CATÓLICO…”

Era un niño de barrio pobre, que no aprendió a leer y escribir hasta los catorce años, estando en la cárcel por su carácter violento…

Argentino de nacimiento, con nueve años se escapó de su casa, con destino a Buenos Aires… Cuentan que consiguió subirse al estribo del coche descapotable del Presidente Perón, que le preguntó: “qué quería decirle…” El niño con desparpajo le pidió trabajo… El Presidente se quedó atónito, y su mujer, el mito vivo, Eva Perón, le comentó a su esposo: “Por fin, alguien que pide trabajo y no limosna”.

En la cárcel, y gracias a la paciencia de un viejo Jesuita, entró en contacto con la literatura universal y lo impulsó a realizar sus estudios de educación primaria y secundaria, los cuales llevó a cabo en solo tres años…

Logró escapar de la cárcel e iniciarse en la vida artística, como cantautor de boliches: “Empecé a cantar con los paisanos, con la familia Techeiro, en Tandil. El 24 de febrero de 1.954, un vagabundo me recitó el sermón de la montaña y descubrí que estaba naciendo. Corrí a escribir una canción de cuna, Vuele bajo, y empezó todo.”

Así comenzó su camino hacia el éxito, llegando a recorrer el mundo con sus canciones, compartiendo escenario con los mejores cantantes de su tiempo, que se enorgullecían de versionar sus melodías, en sus distintos idiomas… De hotel en hotel, de país de país, subió hasta la cima, para caer en el abismo… Después de trágico accidente en donde murió su compañera, descubrió de golpe, que era esclavo de su propia fama e inició un camino por los basureros de África, oriente medio y Asia, rebuscando comida entre los pobres de la India…

Su propuesta artística resulta difícil de encasillar. Aunque compuso canciones y algunas de éstas trascendieron a nivel hispanoamericano como No soy de aquí ni soy de allá, su obra también consistía en contar historias con una estética que entremezclaba la crítica social, sátira, misticismo, anarquismo, optimismo y hedonismo.

Pasó por la vida, de habitación de hotel y habitación de hotel, con cuadernos llenos de anotaciones y con dos camisas y dos pantalones…

Lo tuvo todo, y no quería nada…

No se conoce que Cabral haya tenido participación militante en movimiento político alguno, aunque por muchos años abogó por el pacifismo como forma de solucionar conflictos autodefiniéndose como “violentamente pacifista” y “vagabundo firstclass”, se identificó en sus últimos años con una especie de anarquismo filosófico y contemplativo.

Ya casi invidente, él mismo resumió su vida en una nota en tercera persona: “Fue mudo hasta los 9 años, analfabeto hasta los 14, enviudó trágicamente a los 40 y conoció a su padre a los 46. El más pagano de los predicadores cumple 70 años y repasa su vida desde la habitación de hotel que eligió como última morada”.

Facundo Cabral, el Indio Gasparino, murió de manera trágica, en un atentado en Guatemala, el 9 de julio de 2.011… El viejo pacifista terminó su viaje bruscamente por las balas de una guerra de narcotráficantes y sus esbirros…

El diablo fue al mar a escribir la historia del mundo pero no había agua; dios la había bebido.

Cual comodoro buscando agua encontró petróleo pero se murió de sed.

Yo no se quien va mas lejos la montaña o el cangrejo

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Quien sabe si el apolyarse es mejor que el deslizarse

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Mas que el oro es la pobreza lo mas caro en la existencia

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Dominar es su manera y así nadie se libera

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Lo importante no es el precio si no el valor de las cosas

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Que me importa ganar diez si se contar hasta seis

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …”

6 No te aferres

Facundo-Cabral-Frases