MALDITA PRIMA DE RIESGO…

cartones en la plaza mayor

HA VUELTO LA PRIMA…

Maldito el país que vive adormecido y asustado, como un niño de teta al que le cantan nanas amenazantes, con el coco de la estabilidad…

Maldito el país que repite insistente su historia, a golpe de semanas trágicas, cirujanos de hierro, reyes puteros y ladrones, grandes empresarios piratas y hambre atrasada…

Maldito el país que pasa de tener casas abiertas, con la frontera mágica de la cortina que tapa la miseria, a soñar con chalés con piscina, con hipotecas de treinta años en manos de usureros sin alma…

Maldito el país que mira con horror a los que guardan su vida en una mochila, y duermen en cartones en los parques, entre las patadas de las fuerzas represivas, que defienden a las buenas gentes cuyos capitales digitales se guardan en entidades financieras que valen un euro…

Maldito el país que enseña a sus hijos a ser los mejores en todo, creando una gleba aborregada y mediocre, que ahoga sus problemas psicológicos, en botellones comunales que rozan la búsqueda nihilista del suicidio indoloro…

Maldito el país que se deja gobernar por ladrones, que vive de migajas, que solo piensa en las pensiones y no en el trabajo de los jóvenes, una comunidad terminal que asume que lo mejor para vivir los pocos días que le quedan, es que le instalen la bomba de morfina, pagada por la Seguridad Social, para mal morir sin dolor…

Maldito el país que tiene que elegir entre el tifus, la pulmonía o el cáncer; asustado por su propia hipocondría injertada, entre pañales manchados, sanadores de luz, trileros de chakras y vendedores de fondos de inversión de riesgo medio…

Maldito el país que esconde a sus padres en residencias, que espera la muerte de la tía soltera que tiene un piso en el centro, malcría a sus hijos con los móviles y los perfiles falsos de internet, y vive pendiente de una Prima desconocida, que por azares del destino y el mercado, sube o baja, según les zumbe a los hombres de negro de la nueva gestapo alemana…

Maldito el país que come patatas de oferta, salchichas del DIA, bolsas de ensalada de MERCADONA, y hamburguesas de surimi, embelesados entre el mundo amarillo de Los Simpson y las presentadoras de negro del “parte”, que con mirada perdida nos indican el valor que han dado las brujas de Macbeth, a la nueva brújula de occidente: LA PRIMA DE RIESGO…

Maldito el país que no tiene nada que perder, e intenta conservar su miseria, rezando al becerro de oro para que no llueva, y se lleven las bolsas de basura, donde guarda sus pertenencias debajo de un puente propiedad de un fondo buitre…

Y no sigo, que mañana hay moción de censura, y la bruja de cuento, la ha puesto el día del Corpus Christi…

28471216_2007978085883916_3582980655437809774_n

refugiados en la plaza mayor

Anuncios

La Casa de la Pradera…

la casa de la pradera

LA CASA DE LA PRADERA.

Los viejos recordamos las tardes de los fines de semana, frente a la televisión (con solo dos cadenas públicas en manos de Adolfo Suárez) sesteando, mientras nos tragábamos las aventuras de una familia americana que vivía en una casa de madera, con un escusado fuera del hogar familiar. Era “La Casa de la Pradera”, aquella pastelosa serie que giraba alrededor de Charles Ingalls, un hombre casero y patriarcal que tenía problemas para asentarse con su familia en Plum Creek, Minnesota. Él y su esposa Caroline se trasladaban a Walnut Grove, Minnesota, en busca de una comunidad mejor y de prosperidad. Juntos criaban a sus tres hijas: Mary, Laura y Carrie.

Todo muy santurrón y bello, ajustado a una España patriarcal y caudillista, que empezaba a conocer los cuartos de baño y los bidés, y empezaba a olvidar que en los pueblos, se cagaba en un cubo de lata en el gallinero.

España, debidamente adoctrinada, empezó a pensar que nuestra casa de la pradera era la bella Europa, tan demócrata como hipócrita, y entendimos que nuestra prosperidad iba ligada a entrar en la Unión Europea a cualquier precio. (Y nos costó bien caro… A veces me pregunto cómo se pudo llevar a cabo la reconversión industrial y la entrada en la OTAN). A este país le gustaban los caudillos patriarcales al estilo de Charles Ingalls, o mejor dicho a Michael Landon, que luego descubrimos que era un ángel patrocinado por Coca-Cola…

Con el tiempo hemos empezado a dudar de lo idílico de La Casa de la Pradera, a entender que los negros y los indios, no pueden tener los mismos derechos que los buenos cristianos, y que de vez en cuando para mantener la placidez de nuestra comunidad, hay que dejar que estos pobres se ahoguen en pateras o mueran en campos de Turquía.

Todo sea por mantener nuestro modo de vida… Con cuartos de baño, piscinas y verdes praderas… A nadie le gusta cagar en una lata…

Pero sobre todo, lo que menos nos gusta, es que aquellos que decían entender y defender la lucha de los desarrapados, también sueñan con tener una casa de verdes praderas, con piscina y barracón de madera para el servicio…

Al final, lo mismo es que somos europeos y nunca lo hemos entendido…

Yo echo de menos la casa de mi abuela, con el techo de caña, donde dormitaban las lagartijas, que a veces, caían en la olla, y ese día comíamos carne… Pero es que soy muy viejo… Tan viejo que no se me olvida la dignidad de cuando tenías que esperar con el culo al aire a que se te secara el único pantalón largo que tenías… Pero eso era otra España…

Es verdad, a nadie le gusta cagar en el gallinero… Pero tampoco nos gusta que nos tomen el pelo… Y lo digo con ironía, puesto que como viejo, cada vez me queda menos…

reconversion de felipe

el chalet de pablo

GOEBBELS DIRIGE LA SEXTA.

ferreras-hitler

EL REICH DE LOS CIEN AÑOS…

Al primer Presidente lo echaron los militares y el Jefe del Estado, pergeñando entre ellos, aquella zarzuela bufa del golpe del 23 de Febrero…

Luego vino el niño Isidoro (vendo mi alma por el oro), que bien pagado por los marcos de los hijos de los nazis alemanes, transmitió la corrupción endémica a todos los escalafones del nuevo Estado… El flaco, decía aquello de que Voltaire ha muerto… Y comenzó la larga lista de robos de aquel dinero público, que no era de nadie… Pero que en buenas manos, compra todas las voluntades…

Tuvo que actuar el Sindicato del Crimen (así se autodenominaban los directores de los principales medios de comunicación), para desalojar a la garrapata felipista, que empezaba a creerse el Rey Sol…

Llegó el engreído inspector de Hacienda, ese señorito de valladolid, que recuperaba la tecnocracia rancia del tardofranquismo, y que acuñó aquel lema del Reich: “España, va bien…” Sobre todo para él, sus hijos y su mujer, que llegó a alcaldesa de Madrid… Trece de sus quince ministros están imputados por corrupción, y él, no cae porque tiene los archivos del antiguo CNI…

Zapatero el breve, no se enteró, ni donde estaba, ni que hacía, llegó con las bombas de un tren, y salió con la bomba atómica de la CRISIS, aquella palabra que no se podía decir delante de él… Político avestruz, metió la cabeza debajo de tierra, y que nos dieran por saco a todos…

Por fin llegó el gallego, Registrador de la Propiedad, cuya estrategia ha sido leer el Marca, hacer lo que le dice Europa y en honor a su admirado caudillo ferrolano, a todos sus colaboradores les ha impuesto una máxima, recortes económicos y “que no se metan en política…”

Todos los días hay un caso de corrupción… La mayoría prescritos, y que solo sirven para que veamos a algún político conocido hacer el pasillo de los Juzgados…

Todo bien retransmitido por el Ministro de Propaganda Goebbelianas, el creador de realidades paralelas, contubernios y verdades seudo-oficiales, el maestro masón del gran oriente, el Sol Naciente Ferreras y su concubina Anita…

Todo está atado y bien atado, pronto llegaremos al 2036 y se cumplirán los cien años de Reich nacional-tradicionalista, corrupto y tecnócrata, que se autodenomina España…

Y si nos suben un poquillo las pensiones, suben la mamandurria otro poquito a los funcionarios, se condecora debidamente a las fuerzas represivas (a por ellos…), y se agranda el presupuesto de los militares… No hay problema…

Goebbels Ferreras nos llevará hasta el REICH DE LOS CIEN AÑOS…

gobierno_aznar

AL ROJO VIVO

EL AMADO LÍDER.

n-FELIPE-GONZLEZ-570

PARA SEGUIR EN ESTE PARTIDO…

Así empezaba el discurso de Felipe González, cuando obligó a aquel partido histórico, al que había fagotizado sus siglas, a que abandonara el marxismo y se convirtiera en una maquinaria electoral sin contenido ideológico ninguno…

Era 1979, en 1982 llegó al poder, con 202 diputados, la mayoría absoluta más grande de nuestra especial democracia, e inició una política neoliberal, con ramalazos autoritarios, propios de la tecnocrácia más rancia del franquismo…

Acabaron destruyendo las empresas públicas, el banco público y masacraron a la clase obrera, a unos los mandaron al paro, a otros a fosas de cal viva… La conciencia de clase nunca se recuperó de esa traición, y hoy, decir que eres de izquierdas, o peor, progresista, puede significar varias cosas, entre ellas que eres un corrupto, que aceptas el terrorismo de Estado y que lo importante es conseguir dinero, antes de que lo consigan otros… Cualquier fin justifican los medios…

En 2011, el Movimiento 15-M, también llamado movimiento de los indignados, fue un movimiento ciudadano formado a raíz de la manifestación del 15 de mayo de ese año, convocada por diversos colectivos, donde después de que cuarenta personas decidieran acampar en la Puerta del Sol esa noche de forma espontánea, se produjeron una serie de protestas pacíficas en España, con la intención de promover una democracia más participativa alejada del bipartidismo PSOE-PP (binomio denominado PPSOE) y del dominio de bancos y corporaciones, así como una «auténtica división de poderes» y otras medidas con la intención de mejorar el sistema democrático.

Algunos politólogos y filósofos anticapitalistas, vieron la oportunidad, de canalizar aquella indignación en una organización política, y ahí arrancó, un partido que utilizó por segundos la transversalidad, era el inicio del proyecto PODEMOS… Una nueva potera, para enganchar a los indignados e insatisfechos de esta nueva restauración monárquica turnista…

Ahora, la sociedad civil, Iglesias-Montero, al frente de PODEMOS, plantean a sus bases, erigidos en oráculos de la izquierda, la gente corriente, o el folclore progresista, la misma pregunta, con otras letras… O aceptas que el líder populista y popular, siempre tiene razón, y sus acciones no se discuten, o el líder enfadado se va a su casa… A montar otra secta, donde lo adoren, hasta lavarle los pies y besarle los huevos…

Yo conocí personalmente a «Txiki» Benegas, que tuvo que abandonar la Secretaría de Organización del PSOE, porque todo el mundo sabía que se refería al amado líder Felipe González, como “Dios Padre”, y eso no le hizo gracia al señor X…

Me temo que a Kichi, a Errejón, a Bescansa, a Urbán y a Alegre, ya les tienen pinchados hasta los teléfonos… Dios es grande, y cuando Dios, son “dios” personas, que se llaman a si mismas, NOSOTRAS… Échate al suelo, que vienen los nuestros…

Dicen que quieren que decidan los inscritos, pero hace al menos un mes, que hicieron una criba exhaustiva de los militantes, para que solo puedan participar en las votaciones, aquellos debidamente acreditados por el sumo sacerdote Echenique…

Al final, nada nuevo bajo el sol…

cartel del amado lider

felipe

EL HOMBRE CORRIENTE…

pablo irene y el niño

LA PARADOJA DEL BUEN ANARQUISTA…

En 1919, como quien dice ayer, G.K. Chesterton, escribió uno de sus muchos cuentos, relatos o fábulas, que dejaba en las distintas revistas culturales en las que iba escribiendo, creando y luego, dejando en manos de otros, para su gestión y cierre.

Este cuento, en cuestión, se llamaba “Conversión de un anarquista” y es una maravilla paradójica, sobre los convencionalismos sociales…

El anarquista convencido Andrew Home, era un joven escocés que se había abierto camino del arado a la cátedra, y había sido admitido en los clubs aristocráticos, por su acerada negación de los esquemas filosóficos y morales, y su gran fama de fino discutidor.

Como cuenta nuestro grueso escritor inglés, aquel joven anarquista dialéctico, cometió un gran error, se enamoró de una señorita de clase alta, lady Joan Garnet, de temperamento inquieto y emprendedor. Como bien explica Chesterton, el joven anarquista “cometió con lady Joan el único error que a menudo comete un hombre inteligente con una mujer inteligente: discutir con ella diez minutos más de la cuenta”.

Así que se formalizó el compromiso, para escándalo de las buenas familias inglesas, no porque el joven fuese anarquista, ni ateo, sino únicamente por su negativa a casarse por la iglesia anglicana.

Nuestro escritor, nos presenta entonces a la pareja visitando un círculo bohemio denominado el Club Libertary Hall, en donde se podía defender cualquier postura de pensamiento, y donde conocen a una serie de seres extraños que defienden ideas, a cada cual más estrafalaria, desde el ateísmo combativo a célebres estudiosos de las religiones orientales más raras y egocéntricas…

Entonces, junto a su amada prometida, el joven escocés, se da cuenta de lo falsos que suenan los radicales discursos de los miembros de aquel círculo, y les plantea una grave paradoja… Todo el mundo les permite decir lo que quieran, puesto que carecen, por sus ropajes, modos y maneras, de toda RESPETABILIDAD…

De allí sale nuestro joven escocés enfurecido, puesto que los miembros del círculo lo han rechazado, “he encontrado el límite de la anarquía. Los anarquistas lo soportan todo menos la ortodoxia. Hay un cosa que es seguro que es la que más odian.¡La respetabilidad!

Su joven prometida, lo mira sorprendida y perpleja y entonces el le muestra las calles de Londres… “Mira a ese pobre individuo ahí fuera bajo la lluvia. Es lo que se llama un hombre de la calle, que quiere decir que es corriente.¿Por qué es un paria? Porque es corriente. Quiere una casa, una esposa, un niño… todas esas tabarras que dios imaginó cuando creó el mundo. Por eso ponemos a ese hombre a barrer las calles y a limpiar botas; porque quiere lo que dios quiso hace mucho tiempo; y no lo que nosotros queremos un miércoles tras otro en nuestros círculos libertarios. Piensa en él, y después piensa en esa gente del Club Libety Hall… una oleada de repugnancia lo sacudió como un terremoto ─… los zorros tienen sus madrigueras, y los buitres del aire tienen sus nidos; en cambio el hombre no tiene donde apoyar la cabeza...”

Tras aquella extraña velada, el Señor Andrew Home, miembro de la Royal Sociey, se casó decorosa y cumplidamente con lady Joan Garnet en una iglesia de moda atestada de gente importante con la que nada tiene ver esta historia.

Y esto a qué viene… Seguramente, a que hay mucha gente discutiendo sobre la casa que ha comprado el Señor Pablo Iglesias, dirigente de PODEMOS, para vivir con su pareja, y criar a sus hijos…

Que dios lo bendiga, y que como cualquier hombre de la calle, pueda criar a sus hijos, con dignidad y humildad…

Anselmo-Lorenzo-Anarquismo-672x358

bakunin rev social

ZANAHORIAS PARA BURROS.

obrasplazavieja016

HAY DINERO, PERO NO PARA TI…

Cada vez que una asociación, grupo ciudadano o formación pública, se acerca a la Administración (Estatal, Autónoma o Local) lo primero que te dicen es que no hay dinero… Que tienen limitados los gastos…

Luego los ves gobernar, y te das cuenta que te toman el pelo: “Hay dinero para asar una vaca…” Pero no hay dinero para los movimientos sociales, para las propuestas vecinales y sobre todo para aquellos grupos que no controlan sus “amiguetes”.

Hay dinero para cargarse una plaza histórica, arrancar sus árboles y demoler los monumentos que simbolizan la libertad… Hay dinero para mandar a sus “amiguetes” de viaje a Egipto todos los años, para que se hagan foticos guapas… Hay dinero para promover eventos culturales minoritarios que dirigen sus “primos”… Y sobre todo, hay dinero, para hacer campañas publicitarias de la ciudad (su gastronomía, sus sabores, sus bares…) que bien pagadas en los periódicos locales, les aseguran, que nunca se hablará mal de las cacicadas que practican…

Si algo nos ha enseñado el Señor Montoro, es que todos los políticos guardan zanahorias para sus burros… No para ti, vecino… Tú, te jodes…

Ahora vemos a los distintas asociaciones de Almería tomando posiciones sobre la Plaza Vieja… Pronto, la nueva Plaza Mayor, donde el mármol espigado, destierre todo tipo de verde del centro de la ciudad… Lo mismo que hicieron con el Mesón Gitano, ese marmolillo de hormigón que da asco mirarlo…

No hay dinero para ti… Hay zanahorias para sus burros… Si tú no rebuznas a favor de los gobernantes, te jodes… Lo más que vas a conseguir es un corte de mangas…

No hay dinero, pero Don Ramón, el alcalde nacido en Barcelona que gana más que el Presidente del Gobierno, de vez en cuando, te regala un abanico, un pascuero o una patada en los huevos… Con la gracia y educación que recibió en el Colegio Stella Maris y su Erasmus en Italia… Tan guapo, tan joven, tan bien pagado…

plaza vieja tomate np

plaza de la constitucion

ÁRBOL CONTRA MOJÓN.

plaza vieja almeria

EL ÁRBOL Y UN MOJÓN BIEN PAGADO…

Hay pocas cosas que odie más un alcalde que un votante, una de ellas es un puñetero árbol, con sus hojas verdes y su trocito de tierra.

Al votante lo odia porque tiene que tratarlo con condescendencia babosa, darle la asquerosa mano y reírle sus gracietas, mientras por dentro se caga en sus muertos… Es que esos descerebrados son los que al final votan… Y hay que guardar las formas… Y los mierdas de seguridad, no pueden con tanto viejo cabrón…

Pero el árbol es un bofetón en el rostro del poderoso edil, que le escupe a la cara cada vez que lo vé, indicándole que mientras él es un ave de paso, limitado a cuatro años de legislatura, la vida de un árbol puede llegar a ser centenaria…

Habrá cosa más violenta para un concejal de provincias, que ya en su momento, la cultura popular lo definió como un mojón… Y no en su vertiente de hito y señal de linderos… Un mojón, con la acepción coloquial: Porción compacta de excremento; al que solo alivia su vergüenza, el ganar más que el Presidente del Gobierno, y poder joder a los vecinos, cobrándoles los pocos servicios municipales, no externalizados, lo más caros posibles y cortarles el tráfico rodado en cuanto puede… Habrá elemento más arcaico y vetusto, que un escuálido árbol en la plaza del Ayuntamiento… Ese cabrón vegetal le recuerda todos los días, que él se irá, perderá las elecciones, pasará sin que nadie se acuerde de su nombre, por muchas placas que ponga, y sin embargo, allí esta él, soportando la marca del terreno de los perros, los balonazos de los niños y los cuernos dañinos de los feriantes, que como los alcaldes, vienen y se van… Es una apuesta por la eternidad, que cualquier ser mediocre, no puede soportar, sobre todo si el mediocre está bien pagado y se cree capaz de poder hacer lo que sale de sus gónadas…

Así que vuelca todo su odio bestial, en sacrificar a esas criaturas verdes: Ficus, eucaliptos y palmeras… Y troncharlas, por cojones, hasta que la Plaza del Ayuntamiento sea una zona diáfana y desértica… Además, si hay que cargarse al pingurucho, ya hay precedentes, ya lo destruyó el Generalísimo Franco en 1943, también por sus santos redaños, de Caudillo de España, por la gracia de Dios…

Nada nuevo bajo el sol…

Almería-Plaza-Vieja