Vivir en “El Callejón del Gato”.

el-callejon-del-gato

NO SALIMOS DEL CALLEJÓN DEL GATO…

 

Hoy iba a publicar una sesuda comparación entre la candidatura de Manuel Valls a la alcaldía de Barcelona, comparando la llegada apadrinada de este vituperado Primer Ministro de Francia, al que los trabajadores franceses no quieren ver ni en pintura, con la proclamación de tapadillo del Monarca José I Bonaparte (más conocido en nuestras tierras, como Pepe Botella), también apadrinado por los afrancesados y en una crisis de identidad de la nación española.

Había quedado bonito, sobre todo cuando ves como la facción más tradicionalista de nuestra patria, apoyada siempre por la Iglesia, en los momentos delicados, se envuelven en la bandera y conservan sus privilegios, gracias a los iletrados monaguillos que en su paroxismo onanista gritan descamisados: ¡Vivan las cadenas…!

Pero es que no hay tregua, lo que escribes hoy es viejo por la noche, y entre las grabaciones del imputado Villarejo, las Ministras de lengua bífida y doble moral, los astronautas que se meten a políticos y acaban como George Clooney en Gravity, perdidos en el espacio… Es que no salimos del Callejón del Gato…

La vida española se ha convertido en un hiperbólico esperpento, que ni siquiera Don Ramón María del Valle-Inclán, sería capaz de reproducir en su Madrid galdosiano de Luces de Bohemia, o en su atrevida crítica social y política de La Corte de los Milagros

Reímos por no llorar, y como Max Estrella, nos vamos a quedar tirados en mitad de la calle, borrachos y solos… Envidiados por los intelectuales de bella floritura y odiados por los políticos y sus esbirros, que solo viven de la próxima portada de la prensa canalla…

Nace el esperpento español, en la madrileña «calle de Álvarez Gato» (el «callejón del Gato» de Luces de Bohemia), cuya característica más llamativa era la fachada publicitaria, donde se hallaban un espejo cóncavo y otro convexo que deformaban la figura de todo aquel que frente a ellos posase.​ Valle-Inclán, utilizó esta imagen deformada de la realidad, como metáfora llevada a la escena teatral y a su narrativa.

Así, la deformación de la realidad bien podía ser divertida, como de hecho lo era para los transeúntes, pero podía convertirse en algo más: en un espejo social, en una crítica, en una deformación exagerada de la realidad que devolvía la verdadera imagen que se iba buscando al enfrentarse al espejo. España es un monstruo horroroso, del que la mayoría de la gente corre asustada cuando lo entrevé…

No nos gustamos… Tal es nuestra mala condición, que ayer mismo en la puerta de un Colegio Público, pude escuchar a una maestra, como le decía a un alumno remiso: “Vamos, Carlitos… No llores por ir a clase, ya mismo estamos preparando los disfraces de JALOGÜEN…”

Obviando, la progresista maestra de la Junta, que antes, en octubre está el puente de la fiesta Nacional del día 12…

Pero es que en España la Fiesta Nacional, o son los toros, o la tenemos en las televisiones todos los días… El Máster, la Gurtel, los ERES de Andalucía, los Ministros de dos días, las muertes reiteradas de mujeres a manos de sus denunciados maridos, los jueces que van con menores, las Ministras que dimiten por plagiar, los bancos que no quieren pagar impuestos después de haber sido rescatados, las empresas del Valle de los Caídos que aún forman el IBEX35, los futbolistas que pactan con Hacienda y nunca entran en la cárcel, los raperos que chupan banquillo por sus canciones, las Tesis Doctorales de chichinabo, las Universidades que venden títulos con partidos de la Champions, los Ministros “maricones” que no investigan las torturas y en la intimidad se visten de “billy el niño”, torturador a lo sombras oscuras de Grey, los medios de comunicación que divulgan mierda y nunca se disculpan, y por fin los lazos amarillos, que representan el “estoy hasta los cojones del Estado Español…”

Nos hemos ido a vivir al Callejón del Gato… Creyendo que era gracioso… Pero esto empieza a ser dramático…

“¿Qué dirá de nosotros, mañana, la prensa canalla…?”

Max Estrella, está tapado, muerto, entre cartones, en la Plaza de la Opera, detrás del Palacio, y todos pasamos sin verlo… Muertos de risa, mirando los memes que nos llegan al móvil…

Qué país más horroroso… Parece una imagen deformada de lo que fue una vez una República a la que Europa le volvió la espalda, para que la violasen los fascistas…

noche-de-max-estrella

luces-de-bohemia

Anuncios

La nueva “CULTURA OPULENTA”.

banquetefull

LA CULTURA OPULENTA.

Es difícil escuchar a poetas en plazas y alamedas… Hoy el recital siempre va acompañado del patrocinio de una cafetería o un restaurante y lleva acompañado el preceptivo ágape culinario lucrativo…

Hasta los comentarios de obras literarias escogidas, tienen que pagar el peaje del mecenas hostelero de turno…

Ya ha quedado claro que la cultura queda del todo vetada a “la famélica legión…”, alérgica a proletario y maldita para el lumpen…

Cualquiera se sienta al lado de un catedrático, o un profesor interino, sin tener conocimientos de enología o del uso del pepino transgénico en la degustación del gin-tonic… Propiciar una comunicación forzada, sin los debidos conocimientos de las artes místicas hindús y las pseudo-terápias de los cristales de colores y los boles tibetanos… Y, sobre todo, lo más clasista, intentar minar el uso de la barba desaliñada, la chaqueta arrugada y los milagros contra las jaquecas de los derivados de cáñamo… Trabajo perdido, y odio sempiterno…

Es la nueva Cultura Opulenta, ahijada de su padre putativo, al que ninguno reconoce, pero todos copian… El melifluo Conde de Foxá, Don Agustín de Foxá y Torroba, poeta, novelista, periodista y diplomático español, pero, sobre todo, padre de nuestra divina cultura moderna actual… Ahijada de los asesinos falangistas y renegados del materialismo dialéctico…

Gordo; con mucha niñez aún palpitante en el recuerdo. Poético, pero glotón. Con el corazón en el pasado y la cabeza en el futuro. Bastante simpático, abúlico, viajero, desaliñado en el vestir, partidario del amor, taurófilo, madrileño con sangre catalana. Mi virtud, la imaginación; mi defecto, la pereza. Soy conde, soy gordo, fumo puros; ¿cómo no voy a ser de derechas? Todas las revoluciones han tenido como lema una trilogía: libertad, igualdad, fraternidad fue de la Revolución francesa; en mis años mozos yo me adherí a la trilogía falangista que hablaba de patria, pan y justicia. Ahora, instalado en mi madurez, proclamo otra: café, copa y puro”.

Después de tanto tiempo, de tanto sufrimiento, ha nacido una estrella… El paradigma de la Cultura Opulenta, Don Agustín…

Es hora de opulencia y cordialidad, y dejar a esos feos muertos de las cunetas, propiciados por los “niños gilipollas”, sin maldad ninguna, que sirvan de semilla a vides que den ricos caldos…

foxa y amigos

foxa y los nazis

PROCURADOR A CORTES.

procurador

EL ÚLTIMO GRAN PROCURADOR.

Las Cortes franquistas, dimanantes de la Ley Constitutiva de las Cortes o simplemente ley de Cortes de 17 de julio de 1942 es una las ocho Leyes Fundamentales del Reino, que sirvieron de base para el asentamiento legal del golpismo fascista y genocida del General Franco, seguían el modelo corporativo, y así lo destacó el diario oficial Arriba que las comparó con la Cámara de las Corporaciones de la Italia fascista. Sus miembros, llamados procuradores —no diputados—, no eran elegidos mediante ningún tipo de sufragio, sino que pertenecían a las mismas en razón de su cargo —ministros, miembros del Consejo Nacional de FET y de las JONS, rectores de las Universidades y presidentes de los altos tribunales del Estado—, todos ellos nombrados directamente por el general Franco, o eran designados por la Organización Sindical (141) y por los alcaldes (102), todos ellos a su vez elegidos por el partido único o por el gobierno. Por último, existía un grupo de procuradores formado «por aquellas personas que, por su jerarquía eclesiástica, militar, administrativa o social, o por relevantes servicios a España, designe el Jefe del Estado en número no superior a cincuenta». Así pues, todos los miembros de las Cortes eran en realidad elegidos directa o indirectamente por Franco.

Nuestra Constitución actual, la de 1978, nacida de la transformación en participativas de las Leyes Fundamentales del Movimiento Nacional, crea un Parlamento, desarrollado en el Título III, en donde los representantes del pueblo español, se dividen en dos cámaras (doble filtro), Senado y Congreso de Diputados, donde reside el poder legislativo del Estado.

Contra esta Constitución votó en masa gran parte de la derecha más recalcitrante… Entre ellos un jovencito llamado José María Aznar López, hijo de un segundón de Fraga en el Ministerio de Información y Turismo franquista, y que hacía sus pinitos como falangista radical en el Frente Sindicalista de Estudiantes…

Nunca creyó en la Democracia, ni en la transición, simplemente era una rémora franquista, que quería recuperar para España, aquella unidad y grandeza que el Caudillo había plasmado en sus Leyes Fundamentales…

Siempre actuó como el último gran Procurador de las Cortes franquistas… Nunca escuchaba a nadie, no admitía preguntas parlamentarias y con su libreta azul, volvió a los años del motorista que destituía a Ministros, sin explicación ninguna… Su lema, como el de todos los franquistas: “No se meta usted en política…”

Aquel carca, autoritario llegó al poder, gracias a la gestión traicionera y corrupta del popular sevillano, que creía que podía meter a España en un puño, y estrujarla contra una rosa roja cargada de espinas, hasta que sangrara… También por las ayudas del Banco de Santander y Banco Popular, y las andanadas diarias de la Brunete Mediática y el Sindicato del Crimen (como lo autodenominó el antiguo Director de ABC)

Apenas con un puñado de votos, inició su gobierno, el último Procurador de las Cortes… Quién lo diría, hablando catalán en la intimidad… Todo vale, para aquel que nunca ha creído en la Democracia… Y así dio paso a sus gobiernos de tecnócratas vinculados a Opus Dei, que volvían a los antiguos Planes de Desarrollo franquista… Esta vez para poner en manos “amigas” todas las empresas públicas del Estado, y creando una limpieza de las leyes sociales aprobadas hasta su llegada. Liberó el suelo español, para sus amigos los grandes empresarios de la construcción, que eran los mismos que habían crecido bajo la enorme cruz del Valle de los Caídos…

Este franquista de casta, se alió con lo más retrógrado de la política internacional, metiendo a España de cabeza, en una guerra en la que solo éramos comparsa, del robo descarado del petróleo de los países del golfo pérsico.

Corrupto, por conciencia, no creyó nunca en la democracia, pergeñó una trama de empresas, fundaciones y partidos políticos, que vivían a costa del erario público. (Sin un ápice de vergüenza)

Y como buen franquista, colocó en el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial, la semilla corrupta de los jueces intocables…

Hasta su propio heredero, como a Franco, le salió rana, y el estúpido Rajoy, gallego calladito y blandengue, se hartó de las soflamas del caudillito de fachadolid… De las bodas de sus hijísimas… Y de la Alcaldía de Ana Botella… Que lo mismo vendía a un fondo buitre asesorado por su hijo, las viviendas sociales de Madrid, que iba a la peluquería con escolta y alfombra roja…

Este Señor, José María Aznar López, franquista recalcitrante que en cualquier país democrático, estaría en la cárcel, profanó los otros días el Congreso de los Diputados, mostrando su cara más facha y brutal, haciendo gala de su cinismo falangista y mintiendo en sede parlamentaria, como ha mentido siempre…

Es el último gran Procurador de las Cortes franquistas… La voz de los sublevados de 1936, de los genocidas, de los que nunca han pedido perdón, y de los que todavía, a día de hoy, nos hacen el regalo de no matarnos de un paseíllo y enterrarnos en cualquier cuneta…

Dicen que la mejor cuña es la de la propia madera, así que le definiré como lo hizo aquel gordo de derechas, Agustín de Foxá, en referencia al Frente de Juventudes: “Son unos niños vestidos de gilipollas mandados por un gilipollas vestido de niño”.

aznar-franco

El llanto nazarí…

boabdil-entrega-llaves-granada-wikipedia--644x362

EL LLANTO NAZARÍ…

Vivir se puede, de cualquier manera y en cualquier sitio…

Pero empiezas a morir, aunque no te lo digan, cuando lloras por las pequeñas cosas que dejaste a lo largo de tu vida… Libros añejos, de hojas sucias y amarillentas… Lienzos sin acabar, con el primer esbozo, que ensucia la pálida tela, con los brochazos borrachos de aguarrás que nublan los tiernos pigmentos oleosos… Los juegos de gatos, que siempre dejan arañazos… Y las distintas vistas, de un mismo cielo lleno de estrellas, desde distintos lugares y emplazamientos…

El alma nazarí va unida a una huida hacia el destierro, en parte voluntario, en parte obligatorio… En resumen, el exilio y la búsqueda perpetua de asilo, sabiendo que nunca más volverás a pisar tu tierra…

Una tierra tan odiada y querida, como aquella bendita puta de ojos verdes, que apoyada en quicio de la mancebía, te arrastró a la locura una noche de mayo, tras los luceros de color de faca, verdes, como el trigo verde… Verdes como la albahaca…

Serrana para un vestido yo te quiero regalar.

No hace falta estás cumplio,

no me tienes que dar ná.

Subí al caballo

volando me fuí,

y nunca otra noche

mas bella de Mayo han vuelto a vivir.”

Siempre habrá un cura, cabrón, que contará que abandonaste tu tierra llorando como una mujer, porque no querías luchar con los bárbaros mandados por una marimacho apestosa, plagada de ladillas y piojos…

Aunque en tus venas, resuenan los tambores que alzaron las alpujarras y eres capaz de pasar a cuchillo a un centenar de corruptos capellanes, transformándolos en mártires, a machetazo limpio…

Pero ya no es tu hora…

Solo queda el resquemor y la pena, el recuerdo perdido… Y el apagado llanto por los libros… Mis libros… Cada hoja de esos libros son mi vida…

Se puede vivir de cualquier forma, y en cualquier sitio…

Pero un hombre es, solo los libros que ha leído, las noches de mayo en las que ha vivido la locura, y las estrellas que ha visto en distintos lugares, momentos y ocasiones…

El nazarí no llora por un pedazo de tierra… El suspiro del moro, es el comienzo del camino a la muerte… Cuando sabes que toda tu vida te cabe en un bolsillo…

Mi reino, por mis libros…

Para leer mientras se escucha la copla “Ojos Verdes” de Miguel Molina…

Gato albaycinero

expulsion moriscos