Se nos va el año…

“El Caballero Don Quijote”

SIN VENDER UNA ESCOBA…

Se nos va el año 2018, sin vender una escoba…

Algunos con la sorpresa de su vida: “Pero, ¿tú escribes…?”

No, yo me dedico a juntar letras, como buen hijo de un mecánico y una ama de casa (que aprendió a leer, pocos años antes de morir), no me atrevería a tal osadía… El escritor es hijo del oficio, becado en humanidades y con ancestros poetas o asesinos…

Los poetas muertos…

Hasta ahí podíamos llegar… Que cualquiera pudiese escribir, sin el pedigrí necesario, y los nobles títulos académicos… Sin haber hecho una tesis sobre “El sí de las niñas” y su influencia sobre el gusto por los garbanzos, del guanche Galdós…

Es como si un almeriense creara un editorial, la llamara PUNTO NEGRO, y se dedicase a cobrar por publicar todo lo que sale de los caletres alienados de cualquiera que estudiase letras en el BUP, y hubiese pasado del cinco en Selectividad…

Antes ganará VOX en El Ejido, que sea posible tal aberración narrativa…

¡Y nuestros poetas progres…! El coro de grillos que cantan a la luna, y sus romanzas huecas del nuevo gay-trinar… ¿Dónde publicarán sus tétricas cuartetas nihilistas…? Sus letras, sin un cuenco tibetano, la cultura vegana y los seres de luz… Quedará sepultada en elitistas Facultades de Poetas errantes, que van de bar en bar, trocando versos por Ribera del Duero…

“¡Que no quiero verla!

Que no hay cáliz que la contenga,

que no hay golondrinas que se la beban,

no hay escarcha de luz que la enfríe,

no hay canto ni diluvio de azucenas,

no hay cristal que la cubra de plata.

No.

¡¡Yo no quiero verla!!”

Cómo si cualquiera pudiese escribir…

Sin amigos toreros, sin haber estudiado en un Instituto elitista, sin querer reconquistar España a caballo…

¡A galopar,

a galopar,

hasta enterrarlos en el mar!

Total, que se nos va el año, y solo nos quedan los post de Facebook, los memes de los chats y esas fotos reenviadas por WhatsApp…

Por cierto, ¿Alguien sabe cuándo exhuman a Franco…?

“Los muertos que vox matáis

gozan de buena salud”.

El hijo del mecánico…

La Galaxia…
Anuncios

La Izquierda Andaluza…

La burra ciega que nos quieren vender…

¿QUÉ IZQUIERDA…?

Quince días han pasado desde las elecciones autonómicas andaluzas del 2 de diciembre, y la “vieja izquierda” andaluza sigue en estado de shock por los resultados obtenidos…

Muchas lecciones desde fuera de Andalucía (con o sin bandera de por medio), pero a nivel de las organizaciones de aquí, nada de autocrítica. La culpa es como siempre de LOS OTROS (película de Alejandro Amenábar, donde todo el mundo sabe que los personajes son fantasmas, menos los protagonistas).

¿Tan grande ha sido el cambio de voto de los andaluces…?

No, de los 3.600.000 votos escrutados, 1.800.000 (en números redondos) han ido a candidaturas de derechas o centro derecha, y 1.700.000 a los grupos de izquierdas o centro izquierda, faltan los cien mil votos nulos o blancos, que cuadran las cuentas…

Teniendo en cuenta que el último gobierno andaluz, fue una mezcla de centro izquierda y centro derecha (PSOE y Ciudadanos), y que ambas organizaciones juntas suman 1.600.000 votos… La vida sigue igual…

Andalucía ha elegido seguir por el camino del centro… Sin embargo, las fuerzas perdedoras de la derecha y extrema derecha, han volcado el arco parlamentario, aun perdiendo las elecciones…

El partido que parece llamado a gobernar, es la segunda fuerza política (PP), que ha perdido algo más de trescientos mil votos… Qué cuadran con los que ha obtenido la extrema derecha franquista, que hasta ahora se tapaba la cara con las alas de la gaviota azul.

Y Ciudadanos, ha ganado, justo los mismos votos que ha perdido su coaligado, el PSOE, otros trescientos mil votos flotantes en el centro del tablero.

Los grupos de izquierdas, la izquierda de verdad, que en sus mejores tiempos no llegaba a los ochocientos mil votos (seiscientos de PODEMOS y doscientos de IU-LV-CA), han perdido doscientos mil votos en candidaturas minoritarias y votos nulos…

Error estratégico claro…

Adelante Andalucía, ha sido un error estratégico, que, en vez de sumar andalucistas, ha perdido a los verdes, animalistas y grupos republicanos no nacionalistas.

Está claro, que en Andalucía, el nacionalismo andalucista es una rémora para la izquierda. Normal, si tenemos en cuenta que el padre de esa falsa identidad nacional, Don Blas Infante, nunca desarrolló una conciencia de clase, y su “ideal andaluz” es un retablo liberal que engarza a Andalucía con unos orígenes africanos, muy del gusto de la época romántica, jugando con el mito de Al-Andalus, como la Atlántida perdida, cuna de la “Alianza de las Civilizaciones”.

De hecho, esa manta andalucista, tapa mejor los pies, de esa mayoría de andaluces situados en el centro político, y no a la izquierda, a la que deja siempre con el culo al aire…

Por tanto, la izquierda andaluza, esa izquierda política que es una clasificación sobre las posiciones políticas que agrupa distintas formaciones, que tienen como punto central la defensa de la igualdad social, debe tener claro que le será muy difícil conseguir una mayoría social de andaluces, puesto que estos, tras más de treinta años de inmovilismo y alienación del centrismo conservador, no reaccionan a un mensaje de menoscabo de la desigualdad social, aunque caminan al borde de la exclusión, todos los días…

Para ese salto, hacia la reja de San Telmo, hay que trabajar en los barrios marginales, hay que iniciar unas “misiones culturales” de concienciación de los obreros andaluces, y mancharse las túnicas de tribunos de la plebe, con las miserias de los que son desahuciados o llevan más de quince años sin un empleo… Hay que trabajar más, y discutir menos…

Romper ese techo de cristal del “no nos representan…”, dando más importancia a la política social colectiva, que a las estrategias de voto en los cargos públicos… Destrozar el mito centrista del “todos son iguales” y “la casta, a por la pasta”, con renovaciones sistemáticas de cargos orgánicos en listas de candidaturas (ningún representante de izquierdas debe repetir en su mismo cargo político más de una legislatura, por muy bien que lo haga, e incluso, precisamente por eso…)

Hay que devolver a los obreros la capacidad de ser parte del cambio… No meros votantes de una élite que los represente… Sé, que eso supone mucho trabajo solidario, y que por tanto es imposible… Es más fácil echar la culpa a LOS OTROS, o simplemente gritar: ¡Qué vienen los fascistas…!

Los fascistas nunca se fueron, de hecho, esa mayoría social de centro, es el nudo gordiano del franquismo, que lo dejó atado y bien atado… Su hijo putativo, fue la Unión de Centro Democrático, (UCD) donde se dio cobijo a lo más granado del Movimiento Nacional… Y su bastardo, el nuevo socialismo “isidoriano” que colonizó las viejas siglas del PSOE, para convertirlo en un partido de centro conservador, que cada cuatro años se viste de progresista, creando estupor y vergüenza en sus propios votantes… (El partido que mantiene las paguillas…) CENTRO CONSERVADOR…

No quiero insistir, habría que hacer una crítica completa de los mitos de la transición, pero es fundamental que la gente, el pueblo, los obreros, la parte maltratada por la desigualdad, sea consciente de su labor, y para ello hay que hacerla parte de la solución (ayudarla a retomar su conciencia), haciéndola participe activa del cambio… No más elites salvadoras, no más personalismos y enjuagues al líder o la lideresa… Gente nueva cada dos años, en todos los puestos y hacer participar al pueblo de las instituciones… La gente, esa gente cabreada, no es el problema, tenemos que hacerla parte fundamental de la SOLUCIÓN…

Dejar los problemas del nacionalismo y nacionalidades para los liberales… Primero acabar con la desigualdad, después hablaremos de la humedad, y del pulpo en la pared…

Sin acritud…

La gente, debe ser parte de la solución…

Vivir en peligro…

El tobogán que no cesa…

EL TOBOGÁN DE LA RAMBLA…

Qué bonico es el dinero público,  bien gastado… Luces en las calles del centro de Almería… La Bola de luz de la plaza de la Catedral, y esos pascueros que “regala” el Ayuntamiento, con nuestros impuestos… Y este año, sobre todo, el Tobogán de la Rambla… Esa obra de ingeniería popular, que unos dicen representa al apoyo de los votantes al PP en Almería, y otros una seria metáfora de la política social de esta ciudad…

Subes hasta arriba y gritas: “¡Madre,estoy en la cima del mundo…!”, y te tiras, para aterrizar en una mierda de perro, o un vaso de plástico del quiosco de churros con chocolate, de la pegajosa Rambla…

Todo mientras tus vecinos, se parten de risa, viendo como haces el gilipollas, inmortalizando el lance con sus móviles…

Hay otro tobogán en Almería, del que nadie se acuerda…

Barranco Caballar

Está en Pescadería-La Chanca, y puedes tirarte entre una capa de basura, más dura que la nieve de Prado Llano, que te permite esquiar sobre la mierda del barranco… Y además este te permite más metros de caída, desde las faldas de la Alcazaba, hasta la rotonda del Puerto…

Y para obra representativa de nuestra ciudad, LA CASA DE LOS HORRORES, del Patio, 180 viviendas apuntaladas, cuatro bloques con más de sesenta años, llenas de gente que malvive, entre crujidos, y reclamaciones del Ayuntamiento, que quiere cobrar siete mil euros a cada vecino, para iniciar los trabajos sobre los pasillos y el tejado…

Que dicen los técnicos municipales del área de Urbanismo que las viviendas son privadas y que son los propietarios los que deben pagar su arreglo. No obstante, tras los informes técnicos iniciaron un procedimiento administrativo -una orden de ejecución-instando a los dueños de las casas a llevar a cabo las reparaciones definitivas y pertinentes para que estas no supongan un peligro público.

Cómo si vivir en el Patio, entre puntales, humedades y derrumbes, fuese una elección de los vecinos…

Esa es la gran caída de la moralidad, del Tobogán del Patio, donde malvivir en un gueto, después de ser insalubre y peligroso, es sancionable de forma administrativa…

Artículo 47 de la Constitución Española de 1978.

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

Esos defensores a caballo de la Constitución, no viven en guetos, ni en casas que se caen, ni tienen una orden de ejecución administrativa sobre sus cabezas…

Qué bonico es el dinero público, bien gastado…

Vivir en peligro…

La imagen del espejo…

El extraño hombre del espejo…

ESE DEL ESPEJO…

Nos gustan las etiquetas, los prospectos y las historias de buenos y malos.

Etiquetas tan enrevesadas, y con tantos precios cambiados, que al final no sabemos, si lo que te llevas como pavo, es mero o perca del Nilo…

Prospectos de letra diminuta y desplegables como los mapas antiguos, que una vez abiertos, nunca encuentras la manera de volver a doblarlos debidamente. Con miles de recomendaciones, un millón de efectos secundarios (entre ellos la muerte súbita) y dosificaciones por sexos, tallas, kilos y hasta por dedos de frente…

Historias que nos expliquen la podredumbre generalizada de la realidad, con canciones de Antonio Machín, de angelitos blancos y angelitos negros, folletines donde la pequeña niña feucha, es hija de unos ricos desconocidos que la abandonaron por inentendibles razones, y que se convierte en un bello cisne que se casa con el guapo niño de buena familia. Dioses que nacen en pesebres (cajón donde comen las bestias), cuyos representantes transitan en grandes coches blindados, y acaparan patrimonio como para acabar con el hambre en todo el mundo, dos veces, y hacer que hasta los negritos de Somalia, tengan el colesterol alto…

Nos gustan las mentiras claras, como los vestidos de alta costura…

El libro más leído de nuestra época, es el imaginativo e indescifrable, catálogo de IKEA…

La película más vista, la Gala de los ángeles de Victoria’s Secret…

Nuestro código ético, la tabla de comisiones del Banco Santander…

¿Cómo podemos quejarnos de que los franquistas estén en el parlamento…?  ¿Cuándo lo dejaron…?

Me parece que el problema no son los otros, los fantasmas que no saben que lo son…

El grave problema de nuestro tiempo, es que tu vecino es a la vez, doctor Jekyll y el señor Hyde…

Y tú, cuando vas a afeitarte por las mañanas, te encuentras en el espejo el retrato de Dorian Gray…

Cuidaté de tus infiernos…

Qué difícil es entender que el diablo no tiene cuernos, ni rabo…

Hasta el Vicario de Cristo lo reconoció hace poco en televisión: El mal, el diablo, tiene nombre y apellidos y entra en nuestras casas, indicó. “Hace como si fuera educado. Con nosotros, los sacerdotes y obispos, es educado. Y luego todo termina mal si no te das cuenta a tiempo”, dijo Francisco.

No te hagas el sorprendido cuando ese hombre, con nombre y apellidos, ejerce su derecho al voto… Ni cuando empiecen a desaparecer tus vecinos… El día que vayan a por ti…

A veces, ese del espejo, es tu mayor enemigo

Y tiene una Tesis Doctoral, como buen ateo…