Llorar como los payasos…

La llorona…

SUBVENCIÓN POR AUTOGESTIÓN…

Parece que ya callan las plañideras mercenarias del socialismo isidoriano andaluz, y que rasgan sus lutos rigurosos, para encargar un bonito vestido de faralaes, más acorde con el gobierno Popular-Ciudadano, que se avecina…

Casi todos se han puesto de perfil, enfrascándose en parecer imprescindibles en sus puestos, dentro de las administraciones paralelas, hijas de las múltiples modernizaciones andaluzas, pergeñadas por una Junta, que entregaba a dedo ínsulas Baratarias, a cualquier Sancho Panza dispuesto a gritar que eran gigantes, los molinos de la economía andaluza que se destrozaban…

Dame una subvención, mujer, que no hay más pena que ser tuerto en Andalucía… Si eras ciego, no había problema, no veías los EREs, las comisiones y el clientelismo rociero, con lo cual, eras proclive a que te tocase la primitiva de un enchufe en un Observatorio o empresa semipública, donde tu base de cotización estaba asegurada hasta el fin de los días…

Pero, ay de los tuertos… Que aun sabiendo a que palo se jugaba, vendieron su alma por una espuria subvención de fondos europeos… Y hoy intentan lavar sus miserias acogiéndose a sagrado… Esos truenos, vestidos de nazarenos…

Treinta y siete años de socialdemocracia remojada en el cafelito del hermano de Alfonso Guerra, no puede achacarse solo a la cuadrilla de desalmados, que desde los bares, gestionados como economatos, dentro de las Casas del Pueblo, fueron tomando el poder del Partido Socialista, para no pagar las birras que tenían apuntadas, donde nunca cuadraba la caja, y dispuestos a “todo por la pasta”, mientras se chivaban de todo el que se movía, y que nunca jamás, volvía a salir en la foto…

Torpes descamisados que ejercían de Tribunos de la plebe, desde sus mansiones a las afueras, con sus hijos en Colegios de pago y con seguros médicos y planes de pensiones, privados… Que no sabían gestionar una Sanidad Pública que no pisaban, y era incapaces de saber si había papel higiénico en los Colegios públicos de los pobres, migrantes y demás lumpen proletariado…

El problema no es solo suyo…(Primordialmente)

Dónde están los intelectuales críticos, las cooperativas, los grupos económicos de autogestión, las Universidades Populares, los simple ateneos…

¡Dame una subvención, y llámame tonto!

Si en casi la mitad de un siglo no hemos sido capaces de construir una alternativa solidaria a este entramado liberal-consumista, no podemos echarles todas las culpas a los políticos…

Hemos sido parte del problema, y nunca hemos querido ser parte de la solución, puesto que eso conlleva renunciar a muchas ventajas económicas que nos sirve el mercado en bandeja…

Sabíamos que se estaba desmontando el tejido industrial andaluz, que económicamente nos habíamos convertido en un autoservicio turístico, y que la investigación y el desarrollo estaba cogiendo aviones al centro de Europa…

Casi cincuenta años de modernizaciones y seguimos en el vagón de cola…

A los andaluces nos toca tirar de la historia inventada y “llorar como mujeres, lo que no hemos sabido defender como hombres…”

Y que conste que el colectivo de mujeres andaluzas, es el único que ha avanzado en derechos y libertades, porque no han dejado de luchar en la calle para hacerse visibles… Por tanto, nos toca llorar como los payasos tristes en que nos hemos convertido…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.