ETIQUETAR ESCRITORES.

el hereje

LAS ETIQUETAS DE LOS ESCRITORES.

En este rastrero mundo actual, positivista, determinista y esclavo perpetuo del Imperio de la Ley, todo lo que llega al mercado, debe estar debidamente etiquetado.

Existe la trazabilidad en los bienes de consumo, y en un mercado global, todo está en las vitrinas de cristal de este supermercado moderno, con su dichosa etiqueta y su código de barras…

Números, como los de los presos de los campos de exterminio, que hoy no están marcados en nuestros brazos, pero sí, en nuestras carteras, tarjetas o celulares…

En la cultura escrita pasa igual, no hay perca del Nilo que venda la gran casa Editorial MERCADONA, que no lleve adosada su sello indicando la procedencia del escritor (República de Kenia), aunque luego en Almería, los bares en sus tapas de alta cocina, te lo cuelen por Mero del Mediterráneo: “de la mar el mero y de la tierra el cordero”; y los escritores, de las calderas de Pedro Botero…

Hace unos días, como siempre, discutiendo con amigos de libros y escritores, introduje de rondón, mi placentera lectura de “El Hereje” de Miguel Delibes, a lo que tronó pronto el “chino” con su máquina etiquetadora: ese escritor de derechas de Valladolid, dejándome una cara de Chicote ante una freidora grasienta llena de zurrapa y pringue pegajosa…

—Dime “chino”, ¿cuándo has comido tú en el mismo plato de Delibes…?

—Ya saltó el equidistante…

—¡Tu puta madre, “chino”! Solo los hijos de puta llegan a académicos, y van poniendo sellos azules en los cerdos deformes de las macro-granjas, e impidiendo la sana costumbre de la matanza provinciana…

El grupo calló, esperando la estudiada respuesta del catedrático madrileño de universidad privada, al que yo llamaba “chino” puesto que saltó del maoísmo más asesino a preparar los discursos de Juan Barranco, cuando éste fue alcalde de Madrid…

—Todos los narradores os creéis tocados por Seshat, la diosa egipcia de la escritura, protectora de las bibliotecas y Señora de los Libros. Aunque muchos de vuestros escritos, no pasen de jeroglíficos anquilosados, que ningún historiador o estudioso de la lengua, sea capaz de traducir. Pequeñas palomas que van llenando de mierda las estanterías de las librerías, y que nunca pasáis el ojo de aguja de una verdadera biblioteca…

El silencio se podía cortar con un cuchillo jamonero.

—Gracias “chino”, por demostrarme que eres hijo de la gran revolución cultural proletaria de tu amado Mao Zedong, dispuesto siempre a la purga del revisionista, dirigida por la ya “vieja guardia roja”; el que nace lechón muere cochino, a menos que durante ocho siglos hayas sido nazarí, que no es tu caso… Presta está tu lengua a denunciar al enemigo de clase, ante el liderazgo del Partido… Sea cual sea el Partido… Dispuesto siempre a la caza de ratones sin guantes… Por eso tu catalogas y no escribes, no pasas del discurso fanático y fariseo, que con cuarenta monedas de plata te paga el político de turno… Y quieres compararte con Hipatia de Alejandría, cuando llevas todavía puesto el hábito talar de San Cirilo… Pobre merluzo, besugo intolerante, que pretendes decir a los demás si el pescado que el nazareno repartió en las orillas del mar de Galilea, era perca del Nilo o mero… Tú, que llegas a todos sitios con tus panes y tus peces, y no has creado nunca pan de vida o peces de esperanza… Que hurtas a tu vecino las migajas, te regodeas en tu pequeña charca de cieno y heces… Nunca entenderás al escritor, al narrador, por muchas etiquetas que le pongas… Cuando todos quedaron saciados, el Cristo ordenó: “Recojan los pedazos que sobran, para que no se pierda nada” (Juan 6.12); y se juntaron doce canastas de sobras… Amigo, tú eres de esas personas que va apestando la tierra, y solo repartes miseria…

El “Chino”, ha dejado de hablarme, e incluso me ha bloqueado en Facebook… Que Dios lo deslumbre en su viaje a Damasco, y pocas sean las heridas, al caer del caballo…

4871457025_65170e7464_o

mao y rc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.