DE LO PEQUEÑO A LO MINÚSCULO.

prhsala-830x448

DE LO PEQUEÑO A LO MINÚSCULO. 

Hace unos días se hizo público el acuerdo mercantil por el que el gigantesco grupo Penguin Random House (PRH) tomaba el control de la editorial barcelonesa Salamandra. La última de las editoriales con algo de peso, fuera de los dos grandes mastodontes que controlan el mundo de libro en España.

Con los años hemos visto como PLANETA y PRH iban devorando con avidez y glotonería cuanto sello editorial se les ponía a tiro.

Tanto es así que fuera de estos dos grupos reina la enorme dispersión que caracteriza a la multitud de sellos surgidos este siglo, que van de lo pequeño a lo minúsculo.

Algunos barruntan que el destino es digital y que ante eso no hay más barricada que la autoedición…

Otros apuestan todavía por la editoriales pequeñas o minúsculas, con el alto riesgo que esto supone…

“Somos un equipo…” Te suelen decir los minúsculos, lo que quiere decir, que tú tienes que hacer todo el trabajo y no dar muchos problemas. Al final escribir en provincias es apostar por el onanismo editorial o por las meretrices de club de carretera, donde además de la cama, pagas las toallas y el condón.

Supongo que por eso escritores profundos quedan pocos, y si muchos “nuevos poetas” alarifes de cachivaches literarios mitad sudokus y mitad retahíla de frases de azucarillos (de 80 a 100 páginas, que salga baratica la edición).

Me imagino a Don Miguel de Cervantes saliendo de la Cárcel Real de Sevilla con el manuscrito del Quijote, pero en estas fechas. Y por supuesto, los dos grandes grupos, tanto Planeta como PRH, valorando la extraña y coral novela de aquel reo de apropiación de dinero público, el veto de ambos sellos a gastar un céntimo de euro en una aventura narrativa tan lejana de lo políticamente correcto, y crítica además de las trilogías de magos, caballeros y tronos de hierro, que tanto venden ahora…

Pobre Don Miguel, seguro que acaba en un minúsculo lupanar mitad chiringuito empresarial y mitad taller de imprenta, que sacaría una edición de: “El viejo que embestía a los molinos”, con un número elevadísimo de erratas, solo comparable a la edición de 1604, de una novela parecida, de un loco robagarbanzos titulada: El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

A que al final Don Mariano José de Larra va a tener razón…

_2VI3B_173463.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: