LA VUELTA AL JARDÍN…

Revista Jardín de Epicuro (Logo)

LA PEQUEÑA COMUNA FILOSÓFICA.

Cada vez me hastía más la vacuidad infértil de los uniformados dueños de cátedras universitarias de humanidades que se dividen entre los mercantilistas preparadores de tesis de cerdos ibéricos polacos o los semovientes azucarillos que endulzan con sus fotos y vaguedades las redes sociales, celebrando sus berreas progres pagadas con fondos públicos…

Nada nuevo bajo el sol hispano, pero que lejos de las pequeñas comunas filosóficas de la Europa menos perturbada por la opresión de las sotanas negras y las cruces verdes de la Iglesia Católica.

Hace años que escucho la firme voz de Michel Onfray con su discurso hedonista, ético y ateo, desde que por suerte en 2010 cayó en mis manos su texto “La comunidad filosófica. Manifiesto por una universidad popular” (trad. Antonia García Castro); donde nos cuenta sus motivos para iniciar la creación de la Universidad Popular de Caen, esa pequeña comuna filosófica basada en seminarios anuales, gratuitos y libres, en los que cruza hedonismo, anarquismo y estética. Este libro/manifiesto explica los motivos de este proyecto que aboga por una enseñanza de calidad abierta a todos, pues el conocimiento es lo que crea la ciudadanía. Creó en 2006 una Universidad Popular del Gusto en Argentan, y en 2013 una Universidad Popular del Teatro, con el dramaturgo y director de escena Jean-Claude Idée. Es importante mencionar que la universidad en la que piensa Onfray, está inspirada en el Jardín de Epicuro, oponiéndose así al proyecto de república platónico.

Pobres amancebados de la Academia pública o distraídos cobradores de títulos falsos de los Liceos privados, han olvidado que el conocimiento emana del pueblo que vive la realidad más opresiva, mientras ellos editan sus plúmbeos estudios sobre la influencia del escarabajo pelotero en lo movimientos sociales del siglo XIX…

A propósito de libertad: sí, Onfray renunció a la academia y creó su universidad para recordar a los olvidados. Pero también “porque no tengo que rendirle cuentas a nadie, solo a la verdad, la justicia y la exactitud. Soy libre y no tengo obligación hacia una institución que me pagaría. Nadie me puede amenazar, amordazar, prohibir, limitar, castigar, despedir…”, explica. En “La comunidad filosófica” su “Manifiesto para una universidad popular”, dice que aspira a un nuevo tipo de Jardín de Epicuro, un jardín nómada, una antirrepública de Platón: “Una manera de vivir según los principios epicúreos en el mundo y no a su lado”, “una comunidad filosófica construida sobre la amistad “, se lee, no ” una monarquía injusta, jerárquica, totalitaria , en donde el rey-filósofo -cuando no el filósofo-rey- disponga de plenos poderes y la clase de los productores entregue sin rechistar las riquezas a la casta de los gobernantes”.

Está claro que hay intelectuales de muchas clases, pedigrís y lodazales; como bien dice Onfray: “¡Los intelectuales son múltiples! Unos aconsejan a los poderosos (desde Platón a Bernard-Henri Lévy, pasando por Leibniz), otros enseñan a resistirlos (de Diógenes a Bourdieu, pasando por La Boétie). Unos impulsan el crimen y justifican la tortura, la guerra, la pena de muerte, los otros se oponen expresamente. Que cada uno siga haciendo su trabajo y habrá, como siempre, filósofos para comer en la mesa del príncipe y filósofos capaces de reírse de los príncipes”.

De estos últimos, en España, pocos… La Ilustración y la modernidad fueron la promesa de una sociedad racional, sin Dios. Y, sin embargo, pasados los siglos no solo tenemos a gente que promueve la enseñanza del creacionismo como hipótesis alternativa al evolucionismo o a un papado que sigue siendo fuente de liderazgo mundial, sino que también nos las vemos con el fundamentalismo musulmán y sus atentados terroristas, los terraplanistas, el nihilismo reptiliano y los vientres agradecidos de la casta de sumos sacerdotes del saber, que mantienen ardiendo las hogueras a base de libros, mientras copian con letras de oro los mensajes del Príncipe…

Hoy que parece que todo el mundo se quiere subir al monte, yo indago para volver al huerto, al jardín de Epicureo, sin mentiras, ideas eternas y cuentos de final utópico de felicidad y perdices…

Como bien dice el filósofo normando: “Ninguna utopía, todas conducen al infierno con el pretexto del paraíso. Solo una invitación personal para llevar una vida recta y justa. Uno no cambia el mundo, pero puede ser cambiado en el mundo, lo que contribuye un poco al cambio. Que cada uno haga su parte, pero eso es otra utopía…”.

frase-ahi-donde-nos-encontremos-reproduzcamos-el-mundo-al-que-aspiramos-y-evitemos-aquel-que-rechazamos-michel-onfray-171832

f384b34fd115fdbffbb5cda983d6babd889c71c8

2 comentarios sobre “LA VUELTA AL JARDÍN…

Agrega el tuyo

  1. Buenas tardes, Pescador Descalzo,
    Es un buen artículo con el que además coincido en el, digamos, antiacademicismo. Lo que no me gusta es que se le dé tanta zambomba a Platón. Pero, en fin, afortunadamente no somos clones, aunque con esta sociedad hipertecnológica quizá llegue el momento en que los que dirigen los asuntos desde la sombra acaben clonándonos. O, por lo menos, que lo intenten.
    Saludos cordiales

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenos días amigo Julio, lo primero, me alegro mucho de que tengas el tiempo suficiente para comentar los blogs de los amigos, y que seas siempre consecuente y sincero… En segundo lugar, a mi Platón me vino muy bien en la Selectividad, y el comentario de la Caverna, lo bordé (perdona el desahogo) pero con el tiempo y las re-lectura de sus obras me he ido desencantando del Gobierno de los Filósofos… En esta isla, con monstruo y señor de las moscas incluidos, que mande el que toque más fuerte la caracola… Y al que no le guste, a otra isla en patera…
      Un gran saludo amigo, y gracias.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: