IDEALISMO Y MATERIALISMO… El último gran combate…

rockycuatro--644x362 (1)

EL ÚLTIMO GRAN COMBATE…

Reconozco que, sobre todo en momentos de bajón, me gusta ver las películas de boxeo de Rocky Balboa. No las buenas, lo reconozco, me gustan las dos de menor valor cinematográfico, Rocky III y mi preferida, Rocky IV.

Algunos amigos, me miran mal, pero a mi me ayuda a seguir luchando en esta vida, ver ,de vez en cuando, como el hombre normal, incluso un poco mediocre, le pega una paliza al gigante ruso, preparado con las mejores técnicas deportivas y los mejores adelantos científicos para convertirlo casi en superhombre (la química sobre la voluntad…)

Los que más me critican, me indican acertadamente, que Rocky IV, es un burdo montaje publicitario que de manera grotesca y chabacana, quiere dejar claro que el capitalismo siempre vencerá al comunismo…

Simplifican lo simple… Si tan bueno es el capitalismo, por qué Rocky Balboa lo pierde todo por ese combate y tiene que volver a su barrio obrero, casi en la indigencia y destrozado físicamente…

Yo no veo luchar en ese cuadrilátero imaginario a Rocky Balboa, contra el ruso Iván Drago… Al “potro italiano” con su estatua en Filadelfia, contra el capitán de infantería del Ejército Rojo, con su medalla de Héroe de la Unión Soviética… Al representante del Capitalismo contra el Comunismo… Para mí, es el último gran combate del siglo, el idealismo contra el materialismo, en sus formas más refinadas…

En ese ring, no luchan un americano y un ruso, luchan dos formas de entender el mundo, dos conceptos filosóficos, dos maneras de entender la vida…

Yo suelo pensar que a cada lado del cuadrilátero están los filósofos modernos más representativos del idealismo y el materialismo… Es la lucha desigual, de Ernst Friedrich Schumacher, el pequeño intelectual y economista que escribió ese gran libro “Lo pequeño es bello” y otro menos conocido, “Guía para perplejos”, y su lucha voluntariosa por creer en la espiritualidad de la pequeña economía popular; contra el gigantesco y polifacético Mario Bunge, de gran talla mundial como físico, filósofo y epistemólogo científico, el gran héroe de materialismo moderno, conocido por expresar públicamente su postura contraria a las pseudociencias, entre las que incluye al psicoanálisis, la praxeología, la homeopatía, la microeconomía neoclásica (u ortodoxa) entre otras, además de sus críticas contra corrientes filosóficas como el existencialismo (y, especialmente, la obra de Martin Heidegger), fenomenología, el posmodernismo, la hermenéutica y el feminismo filosófico… El gigante materialista capaz de criticar desde su realismo científico todo lo más sagrado… Hasta el propio marxismo y la mecánica cuántica… Es el Iván Drago de la filosofía materialista, un gigante de dos metros, que ha escrito casi un centenar de libros, a cada cual más sesudo y tajante… Como bien dice el comisario comunista que dirige sus entrenamientos en la película: “Todo aquello que golpea Iván Drago, simplemente, queda destrozado…”

Sin embargo hay algo con lo no cuenta nunca el materialismo… La voluntad humana, esa voluntad que te hace levantarte después de haber sido golpeado por un gigante, ese grito que nace de nuestras entrañas y que nos repite: “No hay dolor, levántate y sigue…”

Hay un frase de Rocky Balboa a su mujer, que es crucial para entender el desarrollo de esta brutal lucha. Ella le ha dejado claro que es un simple hombre, pequeño y viejo que va luchar con un gigante, que lo va a matar… Rocky, resopla, y reconoce que es verdad, no tiene ninguna opción, solo resistir los golpes… Pero dice algo fundamental: “Si quiere ganarme, tendrá que matarme, y para matarme, también él tiene que estar dispuesto a morir… ¿y no sé si sera capaz…?”

Esa es la gran diferencia, solo esa frase, vale toda la película… Esa frase tumba al materialismo… Es muy fácil escribir, criticar, y dar discursos arreglando el mundo… Pero estás dispuesto a morir por ello… Esa es otra historia…

Normalmente los grandes filósofos materialistas actuales son todos grandes catedráticos, sentados en sus poltronas, cargados de premios y homenajes… Hasta el premio Príncipe de Asturias de Humanidades, decoran sus nobles despachos en importantes Universidades privadas fundadas con los fondos donados por grandes empresarios…

Ya si eso, que luchen otros…

bungen

frase-la-humanidad-es-una-sociedad-cerrada-ernst-friedrich-schumacher-177192

Anuncios

FACUNDO CABRAL “Probrecito mi patrón…”

Imagenes-con-frases-de-facundo-cabral-poema

UN BUEN CRISTIANO, UN MAL CATÓLICO…”

Era un niño de barrio pobre, que no aprendió a leer y escribir hasta los catorce años, estando en la cárcel por su carácter violento…

Argentino de nacimiento, con nueve años se escapó de su casa, con destino a Buenos Aires… Cuentan que consiguió subirse al estribo del coche descapotable del Presidente Perón, que le preguntó: “qué quería decirle…” El niño con desparpajo le pidió trabajo… El Presidente se quedó atónito, y su mujer, el mito vivo, Eva Perón, le comentó a su esposo: “Por fin, alguien que pide trabajo y no limosna”.

En la cárcel, y gracias a la paciencia de un viejo Jesuita, entró en contacto con la literatura universal y lo impulsó a realizar sus estudios de educación primaria y secundaria, los cuales llevó a cabo en solo tres años…

Logró escapar de la cárcel e iniciarse en la vida artística, como cantautor de boliches: “Empecé a cantar con los paisanos, con la familia Techeiro, en Tandil. El 24 de febrero de 1.954, un vagabundo me recitó el sermón de la montaña y descubrí que estaba naciendo. Corrí a escribir una canción de cuna, Vuele bajo, y empezó todo.”

Así comenzó su camino hacia el éxito, llegando a recorrer el mundo con sus canciones, compartiendo escenario con los mejores cantantes de su tiempo, que se enorgullecían de versionar sus melodías, en sus distintos idiomas… De hotel en hotel, de país de país, subió hasta la cima, para caer en el abismo… Después de trágico accidente en donde murió su compañera, descubrió de golpe, que era esclavo de su propia fama e inició un camino por los basureros de África, oriente medio y Asia, rebuscando comida entre los pobres de la India…

Su propuesta artística resulta difícil de encasillar. Aunque compuso canciones y algunas de éstas trascendieron a nivel hispanoamericano como No soy de aquí ni soy de allá, su obra también consistía en contar historias con una estética que entremezclaba la crítica social, sátira, misticismo, anarquismo, optimismo y hedonismo.

Pasó por la vida, de habitación de hotel y habitación de hotel, con cuadernos llenos de anotaciones y con dos camisas y dos pantalones…

Lo tuvo todo, y no quería nada…

No se conoce que Cabral haya tenido participación militante en movimiento político alguno, aunque por muchos años abogó por el pacifismo como forma de solucionar conflictos autodefiniéndose como “violentamente pacifista” y “vagabundo firstclass”, se identificó en sus últimos años con una especie de anarquismo filosófico y contemplativo.

Ya casi invidente, él mismo resumió su vida en una nota en tercera persona: “Fue mudo hasta los 9 años, analfabeto hasta los 14, enviudó trágicamente a los 40 y conoció a su padre a los 46. El más pagano de los predicadores cumple 70 años y repasa su vida desde la habitación de hotel que eligió como última morada”.

Facundo Cabral, el Indio Gasparino, murió de manera trágica, en un atentado en Guatemala, el 9 de julio de 2.011… El viejo pacifista terminó su viaje bruscamente por las balas de una guerra de narcotráficantes y sus esbirros…

El diablo fue al mar a escribir la historia del mundo pero no había agua; dios la había bebido.

Cual comodoro buscando agua encontró petróleo pero se murió de sed.

Yo no se quien va mas lejos la montaña o el cangrejo

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Quien sabe si el apolyarse es mejor que el deslizarse

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Mas que el oro es la pobreza lo mas caro en la existencia

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Dominar es su manera y así nadie se libera

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Lo importante no es el precio si no el valor de las cosas

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …

Que me importa ganar diez si se contar hasta seis

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo

pobrecito mi patron piensa que el pobre soy yo …”

6 No te aferres

Facundo-Cabral-Frases